• |
  • |
  • END

Cinco diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, dos de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, y dos de la Bancada por la Unidad, estarían recibiendo “halagos en dólares” del gobierno sandinista a fin de que respalden el proyecto de presupuesto de 2008, evitar la aprobación de una ley de amnistía y prorrogar la Ley Marco para mantener suspensas las reformas constitucionales de 2005 que restan facultades al presidente Daniel Ortega.

El vocero del PLC, Leonel Téller, confirmó que diputados de este partido han recibido ofertas de dinero de parte del Frente Sandinista, sin embargo, contradictoriamente se negó a revelar los nombres argumentando que no sabe quiénes son.

Agregó que el PLC realizará una investigación para identificar a los “diez sinvergüenzas” que estarían plegándose a los intereses del Frente Sandinista.

Los diez anunciados por Solís
La información se originó luego de las declaraciones del magistrado sandinista y vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Solís, quien afirmó que el gobierno cuenta con el respaldo de al menos diez diputados de la oposición para apoyar diferentes iniciativas de ley del Poder Ejecutivo, entre ellas, el presupuesto para 2008.

Diputados del denominado Bloque contra la dictadura no descartaron la posibilidad de que el Frente Sandinista esté “amenazando u ofreciendo prebendas monetarias” a legisladores de las distintas bancadas parlamentarias con el objetivo de debilitar a la oposición y garantizar el apoyo a los proyectos de ley presentados por el gobierno.

Aunque no se han mencionado nombres, una fuente ligada al bloque opositor reveló que entre los “halagados” figuran Ramiro Silva y Ramón Macías Luna, ambos de la Bancada por la Unidad que encabeza Jamileth Bonilla.

Según la fuente, en ALN los votos de Carlos García Bonilla y Eliseo Núñez Hernández están a disposición del Frente Sandinista. También reveló que ambos diputados “están trabajando” a dos legisladores más dentro de la alianza liberoconservadora encabezada por Eduardo Montealegre. “Montealegre ni se percata de la jugada que le están montando”, dijo la fuente.

EL NUEVO DIARIO intentó obtener las versiones de García y Núñez, pero ninguno respondió las llamadas a sus teléfonos personales. Tampoco Ramiro Silva ni Ramón Macías respondieron a las llamadas.

La denuncia concuerda con recientes señalamientos del diputado del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, Enrique Sáenz, quien no descartó la posibilidad de que diputados de la oposición reciban amenazas, halagos y hasta los denominados “cañonazos” en referencia a la “compra de conciencias” por parte del gobierno.