• |
  • |
  • END

Sorpresivamente y sólo con invitación a medios oficialistas, el presidente Daniel Ortega apareció ayer al medio día, en conferencia de prensa conjunta con el presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto del Parlamento, Francisco Aguirre Sacasa, ante lo cual el Partido Liberal Constitucionalista declaró que su diputado asistió como presidente de la comisión y no como delegado del partido.

Un día antes, los diputados sandinistas Wálmaro Gutiérrez y José Figueroa, con el respaldo del liberal Francisco Aguirre Sacasa, defendieron con vehemencia el proyecto de ley de Presupuesto para el año 2008, aunque admitieron que no podrá ser aprobado tal y cual lo presentó el gobierno y que podría experimentar modificaciones.

Aguirre había acusado a sus colegas de la oposición, incluyendo a los de su propio partido, de manipular políticamente la aprobación del presupuesto.

“En una situación económica difícil como ésta, estar practicando el deporte nacional que es la política, no es lo que realmente conviene”, expresó Aguirre, al tiempo que rechazó la propuesta de sus colegas del bloque opositor de redistribuir algunas partidas presupuestarias para incrementar en un 20 por ciento el salario a los maestros, trabajadores de la salud y efectivos de la Policía Nacional y del Ejército de Nicaragua.

Hablaron de Presupuesto
En la reunión de ayer, entre Ortega y Aguirre, el principal tema abordado fue precisamente el presupuesto nacional, “sobre lo que ya se venía consensuando en la Comisión Económica, y en torno a eso hemos hablado como nicaragüenses”, dijo Ortega a través de su vocera Radio Ya.

Ortega se mostró complacido con las iniciativas que ha venido adoptando Aguirre, y citó las reuniones que ha sostenido con los diputados de diferentes grupos parlamentarios, incluidos del FSLN, que son miembros de la Comisión Económica parlamentaria. También recordó la reunión que sostuvo con la bancada de ALN en diciembre pasado y en la que participó Eduardo Montealegre.

El diputado Aguirre confirmó que en la reunión con Ortega se habló de la importancia de “mantener el diálogo por el bien de Nicaragua”, y abogó porque no se contaminen los asuntos económicos y sociales con los problemas políticos.

Crisis persiste
Ambos, tanto Ortega como Aguirre, admitieron que esa reunión ocurrió a pesar de la crisis institucional existente, hecho que el vocero del PLC, Leonel Téller, reafirmó ayer al aclarar la condición de Aguirre en ese encuentro, pero que el lunes, en la reunión del consejo nacional de ese partido, le solicitarán un informe.

Aguirre urgió ayer hablar de un acuerdo de gobernabilidad para dar al pueblo la tranquilidad que tanto necesita al enfatizar que “es importante” que el presupuesto nacional esté aprobado cuando la misión del FMI visite Nicaragua en febrero próximo, sin estarlo cambiando mucho.

El presidente Ortega dijo que el proyecto de presupuesto que envió al Parlamento “está consensuado con los compromisos que Nicaragua tiene con los organismos internacionales, y no se puede estar jugando con esta iniciativa”.


“Presidente tiene la solución”

Matilde Córdoba
Los diputados de la oposición pidieron ayer al presidente Daniel Ortega que “les devuelva sus funciones y reflexione”, de lo contrario la crisis entre el Poder Legislativo y el Ejecutivo se agravará.

Legisladores de las distintas facciones políticas representadas en la Asamblea Nacional, que desde la semana pasada anunciaron que no asistirán al Parlamento el diez de enero, día que Ortega debe presentar el informe anual de gobierno a la nación, dejaron en las manos del mandatario la solución de la crisis entre los dos poderes del Estado.

El diputado PLC José Pallais, declaró que en el informe del Presidente “debe dejar establecido el espíritu democrático, reconocer la facultad de legislar al Parlamento y el reconocimiento del estado de derecho, porque ha violentado el principio de legalidad”.

Explicó que no asistirán al acto donde Ortega rinda su informe, “porque no queremos ser cómplices de un acto hipócrita”.

Insistió Pallais en la reconstrucción de la República, esfuerzo al que se debería sumar el partido de gobierno, sugirió.

Ha roto el equilibrio
En el mismo sentido, la parlamentaria del Movimiento Renovador Sandinista, Mónica Baltodano, declaró ayer que “la única manera de solucionar la crisis es demandando respeto a las facultades de cada poder del Estado. Esa es nuestra obligación, el que ha agredido con sus actos el equilibrio que debe haber es el Ejecutivo”.

Insistió en que no asistirán a la sesión en la que el Presidente rinda su informe mientras no se restituya las facultades del Legislativo. “El parlamento tiene confiscadas sus funciones, la solución es devolver las funciones, que no siga presionando a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia”, dijo.

María Eugenia Sequeira confirmó que el 9 de enero asistirán a la instalación del período legislativo, pero no así el 10 de enero, cuando a Ortega le corresponda leer su informe, “por todas las ofensas que el Presidente ha proferido al Legislativo”.