Leonor Alvarez
  •  |
  •  |
  • END

El vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, Juan Abelardo Mata, insistió ayer en que se debe de cambiar a los magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE, a quienes describe como “monstruos” que se están comiendo la voluntad política de la población.

Con esto, monseñor Mata se une a los llamados de organismos de la sociedad civil y partidos políticos, que hasta han hecho propuestas de reformar a la Ley Electoral con el fin de evitar que se repitan las irregularidades ocurridas el nueve de noviembre pasado, cuando la oposición política, los organismos civiles y la misma Iglesia denunciaron un fraude electoral.

“Los magistrados deben de ser cambiados y también los criterios con los que se eligen”, dijo ayer monseñor Mata, quien está seguro de que hubo fraude electoral en los comicios municipales.

La agenda de los obispos

Estos y otros temas fueron planteados el martes pasado en un encuentro de los miembros de la Conferencia Episcopal en la Isla de Ometepe, donde también se habló del seguro sacerdotal, el rumbo del gobierno nicaragüense, la crisis económica global, etcétera.

Monseñor Mata relató que surgieron muchas inquietudes en la reunión. Una de ellas fue sobre qué clase de nación se está construyendo y en qué rumbo la lleva el gobierno “si ni siquiera se distingue si es un gobierno socialista, comunista o “es secretismo ideológico”.

Militancias

Otra de las preocupaciones que se exteriorizaron fue la “carnetización” para pertenecer a un partido, en alusión a las militancias que está extendiendo el partido de gobierno, lo que Mata considera una manipulación a la necesidad de la gente, “eso es volver a los años 80”.

Monseñor Mata dijo que todos lo obispos están en oración para que se resuelvan estos problemas, pero también hizo un llamado a la unidad de los nicaragüenses y a los organismos políticos fragmentados.

En ese sentido expresó que “cuando la oposición está fragmentada se menosprecia”. En la reunión de obispos también se designó un equipo conformado por sacerdotes y laicos para reflexionar sobre la situación nacional del país. El sacerdote Pablo Villafranca fue designado para estar al frente de esa comisión y responder las inquietudes inmediatas a la nación. Villafranca es sacerdote de la parroquia ubicada en el barrio “Rigoberto López Pérez”, de Managua, antes Campo Bruce.