•  |
  •  |
  • END

La próxima vez que los miembros del Movimiento Juvenil Nacional, MJN, intenten protestar en las rotondas de Managua “se las van a ver pálida”, amenazó ayer un oficial de la Policía Nacional a dos muchachos que sostenían una manta negra donde se leía: “Destituir a los magistrados del CSE”.

Kairo Martínez, de 19 años de edad, y Oscar Zambrana, de 20, participaban de la jornada de protestas del MJN para exigir la destitución de los magistrados del CSE y reformas básicas a la Ley Electoral, cuando notaron que un par de motorizados civiles, con chaqueta y en constante comunicación con sus teléfonos celulares, los estaban observando.

Indefensos y desnudos

Los miembros del MJN vienen realizando estas manifestaciones desde la semana pasada. Los jóvenes, en su mayoría estudiantes universitarios, se ubican en distintas rotondas de Managua con máscaras, con la cara pintada o con disfraces llamativos. Ayer particularmente, algunos de ellos estaban casi desnudos usando sólo pañales desechables para adultos --conocidos como pampers--, que simboliza lo “indefensos y desnudos” que están los nicaragüenses ante las arbitrariedades del gobierno, según explicó Eliseo Aráuz, uno de los manifestantes que tiene 19 años de edad y que usaba este exclusivo atuendo.

La ubicación de Martínez y Zambrana era la Rotonda Universitaria. Ambos tenían el rostro cubierto con camisetas anudadas en la nuca y sostenían una manta negra donde se leía en letras blancas: “Destituir a los magistrados del CSE”. Martínez relató que luego de un rato, a los motorizados se les acercó una patrulla de la Policía Nacional con dos oficiales.

Una orden del jefe de distrito

Evidentemente, los motorizados y los oficiales se pusieron a comentar algo mientras “nos observaban detenidamente”, explica Martínez, que cursa la carrera de Trabajo Social en la Universidad Centroamericana, UCA.

Los policías se les acercaron a los jóvenes y sin ninguna explicación procedieron a despojarlos de la rotonda. “Lo único que nos dijeron es que era una orden del jefe de distrito”, agregó.

Ambos jóvenes insistieron en que en ningún momento obstruyeron la libre circulación del tránsito vehicular durante su manifestación. “Siempre nos mantuvimos en el área verde de la rotonda, sosteniendo la manta”, expresó Martínez.

Policía amenaza

Pese al forcejeo de los dos jóvenes, los agentes oficiales alcanzaron a enchacharlos, pero cuando se disponían a tirarlos en la parte trasera de la camioneta con la agresividad que caracteriza a la Policía, los medios de comunicación aparecieron y en ese momento los oficiales tomaron la decisión de soltarlos, no si antes amenazarlos. “Ahorita están los medios de comunicación, pero cuando se vayan, ustedes se las van a ver pálidas”, advirtió el policía que no logró ser identificado por Martínez ni por Zambrana.

Los 12 jóvenes que protestaban por toda Managua se reunieron en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, para denunciar la agresión a sus compañeros.

Pedirán explicación a Aminta Granera

En el Cenidh fueron atendidos por Norwin Solano, asesor jurídico de ese organismo, quien manifestó que esa denuncia será llevada ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y pedirán una explicación directa a la comisionada mayor de la Policía, Aminta Granera.

Igualmente, el vocero de la Coordinadora Civil, Luis Molina, explicó que los jóvenes tienen todo el derecho de movilizarse y denunciar las situaciones que pasan en el país, porque es algo que está establecido en la Constitución y en la Ley de Participación Ciudadana.

Pese a este conflicto, los 12 muchachos que llegaron a interponer la denuncia en el Cenidh expresaron que continuarán con las protestas porque “no tenemos miedo”. Incluso explicaron que las máscaras no las usan para ocultar su identidad o por temor, sino porque son una forma creativa de llamar la atención.