•  |
  •  |
  • END

Una vaca flaca representa al pueblo nicaragüense, mientras que unos magistrados jóvenes se burlan de los viejos. Luis Benavides, “el santo que no hizo nada”; René Herrera, “el enfermo que asegura que todo estaba amarrado”; José Marenco Cardenal, “el que hizo el cuadro”; Roberto Rivas Reyes, “el que reparte los reales”, y un Emmet Lang “yoquepierdista, a él le vale todo”.

Los magistrados fueron personificados por Luis Chow; Ezequiel Flores, Eduardo Silva, Samuel Abdias y por Oscar Zambrana. Así marcharon ayer los muchachos del Movimiento Juvenil Nacional, MJN, desde la avenida “Cardenal Miguel Obando” hasta la sede del Consejo Supremo Electoral, CSE, de Metrocentro, donde la “vaquita flaca” fue ordeñada por los fingidos personajes.

Marcharon pese a la amenaza que un policía les hizo el miércoles pasado a dos de los manifestantes, en el sentido de que “la próxima vez que protestaran se las iban a ver pálida”. El policía sugirió que no les hicieron nada porque en ese momento aparecieron los medios de comunicación.

Sin embargo, esta vez dos oficiales que se presentaron al lugar “sólo observaron los toros de largo”, aunque mejor dicho, la vaca. La manifestación también estuvo acompañada de un par de motorizados civiles, quienes se han caracterizado por seguir la trayectoria de estas marchas, para observar de cerca a los jóvenes.

Policía no arremete cuando están los medios

Estos motorizados que no usan placas, aparentemente tienen estrecha relación con la Policía Nacional y se encargan de informarles dónde están ubicados los plantones de los jóvenes.

Al paso de los marchantes en la avenida “Cardenal Obando”, algunos trabajadores y transeúntes saludaban la manifestación y despotricaban contra “el sistema corrupto del CSE” y contra el gobierno del presidente Daniel Ortega.

Este grupo de al menos 12 jóvenes es el mismo que en los últimos días se ha plantado en las rotondas de Managua con pancartas y mantas negras en las que se lee en letra blanca: “Destituir a los magistrados del CSE”.

Al llegar a la sede de este Poder del Estado, la vaquita fue ordeñada por los manifestantes, “porque así están ordeñando al pueblo estos magistrados corruptos”, dijo Raití Juárez, uno de los que encabezaba la protesta.

Los jóvenes exigen una reforma electoral y la destitución de los magistrados del CSE, debido a las irregularidades ocurridas en los comicios municipales del nueve de noviembre pasado, cuando la oposición política, los organismos civiles y la Iglesia Católica denunciaron un fraude.

En la última protesta que realizaron en las rotondas de la capital, el miércoles pasado, sólo usaban un pañal desechable para adulto -–mejor conocidos como pampers--, símbolo de que los nicaragüenses están desnudos ante las arbitrariedades del gobierno.