•  |
  •  |
  • END

Los ecos de una crisis llegaron hasta los oídos y sentimientos del predicador cristiano Alejandro J. Valle Martínez. El hombre cerró sus ojos y pensó hasta dónde puede llegar el caso Honduras. “Hay muchas señales de violencia y muerte que nos amenazan”, visionó, entonces oró, y la madrugada del 26 de julio, según su testimonio, tuvo una premonición, “un deseo ardiente de escribirle a EL NUEVO DIARIO”, y el momento llegó ayer cuando entregó su carta.

Valle Martínez se anunció en la recepción para solicitar un particular servicio, hacer llegar una carta a Roberto Micheletti y a Manuel Zelaya, dos personajes de la clase política hondureña que están a punto de cumplir el primer mes de una disputa presidencial y que en las últimas horas, en el caso de Zelaya, ha comprometido a Nicaragua en su litis.

“Hermanos Zelaya y Micheletti, los he escuchado manifestar su fe y confianza en Dios a través de los medios (...) tengo confianza que en el amor a Dios y a su pueblo demostrarán frutos contundentes de obediencia a Dios, para la solución de la crisis que enfrenta el pueblo hondureño y trabajarán unidos para traer la paz y la prosperidad al pueblo hondureño (...)”.

El predicador recomienda, “si se revisten de humildad y obediencia a Dios, vencerán al enemigo... reúnanse, no pierdan el tiempo y pongan en primer lugar a Dios, háganlo con sinceridad...”.