•  |
  •  |
  • END

El vicepresidente de Nicaragua, Jaime Morales Carazo, confió ayer que la ausencia de Nicaragua en la XI Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla, que se celebra en la provincia de Guanacaste, Costa Rica, se debió a que el gobierno del vecino país del sur celebra en estos días la anexión de ese territorio nicaragüense a su geografía.

“Asistir al evento sería prácticamente celebrar con Costa Rica esa anexión y es por eso que el presidente Ortega consideró que lo más indicado era no enviar a ningún funcionario a la cumbre”, explicó Morales Carazo.

Antes de la cumbre, el presidente nicaragüense consideró que el papel de su homólogo costarricense Oscar Arias, como mediador en la crisis política de Honduras, fue parte de una maniobra dilatoria para afianzar al gobierno que preside Roberto Micheletti. Históricamente Arias y Ortega no han sido afines y lo han demostrado públicamente.

“Nooo, no es por diferencias”

Sin embargo, el vicepresidente Morales Carazo, dijo que las diferencias entre ambos gobernantes no tuvieron nada que ver con la ausencia de Nicaragua en el evento. “No tienen nada que ver y esto no afecta las relaciones con nuestra vecina Costa Rica”, afirmó.

La provincia de Guanacaste se anexó a Costa Rica en 1825 mediante un plebiscito acordado por sus habitantes, debido a la aflicción que les provocaban las constantes guerras en Nicaragua.

La XI Cumbre del grupo de Tuxtla fue convocada formalmente para analizar graves problemas regionales, como la violencia criminal y la pandemia de la gripe AH1N1.