Silvia González
  •  |
  •  |
  • END

Jinotega

A medida que pasan los días y los meses, más complicada se vuelve la entrega de las cédulas de identidad en la delegación de cedulación de Jinotega, donde la afluencia de personas cada día es mayor en demanda de su documento de identidad.

Jóvenes como Edilson Sobalvarro, que a finales del año pasado cumplió sus 16 años, solicitó su documento de identidad desde hace cinco meses y llega a la oficina de cedulación diariamente y siempre le dicen lo mismo: “Vuelva otro día”.

Otro de los que se encontraba en la fila, pero que después abandonó la misma, decepcionado porque no le entregaron su cédula, fue el señor Pedro Centeno Rivera, oriundo de la comunidad de Sisle.

Según Centeno Rivera, desde hace varios meses está esperando que el Consejo Electoral Departamental (CED) le entregue su documento de identidad, ya que esto le ocasiona muchos gastos en el traslado desde su comunidad de origen hasta la ciudad.

Funcionario explica

En este sentido el doctor Ricardo Altamirano, Presidente del Consejo Electoral Departamental de Jinotega, declaró que si bien es cierto el término para la entrega de la cédula una vez solicitada es de mes y medio, actualmente éstas se están atrasando debido a la falta de material para su fabricación.

El atraso, según Altamirano es por la falta de material y porque el personal del CSE estaba inmerso en el proceso electoral del año pasado.

Sin embargo, a seis meses de haber finalizado ese proceso, este Poder del Estado al parecer continuará haciendo lo mismo, entregándole cédulas únicamente a los afines a su partido, según lo denunció un ciudadano.

“Según se nos ha informado, al Consejo Supremo Electoral no le han soltado el dinero y por falta dinero no ha fabricado nuevas cédulas”, argumentó Altamirano.

Más de dos mil solicitudes

El funcionario del CED dijo que aunque no se esté entregando cédulas siempre se está atendiendo a la población, y calcula que más de 2 mil nuevas solicitudes están pendientes de entrega.

Sin embargo, aunque se esté cedulando a la mayoría de los ciudadanos, no ayuda en nada porque la colilla sirve únicamente para retirar el documento de identidad y no para trámites comerciales o bancarios, por lo que esperan “que el Consejo Supremo Electoral sea beligerante y transparente”.

El joven Heriberto Díaz López, de 15 años y habitante de la comarca Piedras Grandes Número 1, jurisdicción de Juigalpa, quien por primera vez solicitaba su cédula, dijo que requiere dicho documento para ejercer su derecho al voto en las próximas elecciones.