•  |
  •  |
  • END

Los miembros de la Coordinadora Civil, CC, expresaron ayer su preocupación por lo que acontece en la frontera entre Nicaragua y Honduras debido a la presencia del depuesto presidente Manuel Zelaya Rosales, y en particular respaldaron el llamado que hizo el gobierno de Daniel Ortega a Acnur, para que dé atención urgente a los miles de refugiados que se están instalando en ese lugar.

Sin embargo, la vocera de la CC, Luisa Molina, manifestó que “Nicaragua no debería estar metida en este conflicto, más que para contribuir a una solución por la vía de la paz”.

No asumir posición partidaria

En ese sentido, también criticó la posición del diputado Eduardo Montealegre, quien reconoció al presidente de facto Roberto Micheletti.

“No debemos asumir una posición partidaria porque este problema es de los hondureños”, dijo en alusión al viaje que hizo Montealegre a Honduras, junto a diputados, para reconocer al gobierno de facto.

Condena a Zelaya

En el pronunciamiento de la CC se condena “la actitud del señor Zelaya por el abuso de la confianza y hospitalidad del pueblo de Nicaragua y de las provocaciones de algunas cúpulas partidarias nacionales que pretenden involucrar a la población nicaragüense en este conflicto”.

“Los golpistas deben estar conscientes del daño que están causando a las ciudadanas y ciudadanos hondureños y centroamericanos, particularmente a los más pobres del país y la región”, agrega.

Molina expresó también que le preocupa el hecho de que se esté involucrando a Nicaragua en este conflicto debido a la utilización que están haciendo del territorio nicaragüense desde donde se hacen llamados de insurrección.