•  |
  •  |
  • END

Los líderes del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, consideran que la única solución que le queda al presidente depuesto Manuel Zelaya es una negociación “que no pase ni por Caracas (Venezuela) ni por Nicaragua”, porque “los centroamericanos están sufriendo por los obstáculos en la frontera sur hondureña”.

Para el secretario nacional del PLC, Francisco Xavier Aguirre Sacasa, la solución es de Washington y San José, y en ese sentido dejó entrever que las riendas del asunto las tiene que retomar el Presidente de Costa Rica, Óscar Arias.

Aguirre también comentó que no sólo los hondureños sufren por el conflicto que está sucediendo en las fronteras entre Nicaragua y Honduras, sino “también los nicaragüenses están sufriendo”.

“El puerto más importante para Nicaragua es Puerto Cortés; (el paso de frontera) Las Manos está cerrado; todo el tránsito desde Panamá hacia el norte y desde Guatemala hacia el sur está paralizado”, expresó Aguirre Sacasa.

Agregó que, de igual manera, “todas las economías de Centroamérica están afectadas por las ambiciones personales de un individuo”, en clara alusión a Zelaya.

Sólo le quedan cuatro meses

Por su parte, el ex presidente de Nicaragua Arnoldo José Alemán, considera que “el problema de Honduras no pasa de cuatro meses”, y que el nuevo gobierno hondureño lo decidirá su pueblo en las elecciones que se realicen el próximo mes de noviembre.

Hace 34 días, el presidente Zelaya fue expulsado de su país por los militares, que recibieron órdenes del Poder Judicial y del Parlamento hondureño.