•   Taipei  |
  •  |
  •  |
  • END

Durante 60 años ha luchado por un lugar en el concierto internacional. La Organización de Naciones Unidas, ONU, se niega a reconocer legalmente la existencia de Taiwan como país bajo la presión de la República Popular de China, después de que en 1949 el Partido Comunista de China derrotó por la vía de las armas al entonces presidente Chian Kai-shek.

Sin embargo, Taiwan se ha perfilado como una nación con virtudes y con defectos; con su desarrollo y con sus limitaciones; con sus marcadas diferencias culturales y con sus coincidencias con la modernidad. Un paso importante en la búsqueda del reconocimiento internacional lo constituye su ingreso a la Organización Mundial del Comercio, OMC.

En 2008, bajo la administración del presidente Ma Yin-jeou, Taiwan logró establecer vuelos comerciales directos con Beijing, lo que despertó severas críticas de los adversarios políticos del mandatario. Pero Taipei ve esta situación como una oportunidad invaluable, pese a que el gobierno de China Continental sigue considerando a la isla como una “provincia en rebeldía”.

En julio de 2009, la sureña ciudad de Kaohsiung se convirtió en sede de los Juegos Mundiales, considerado el segundo evento deportivo más importante del planeta después de los Juegos Olímpicos. Más de 100 países participaron en la cita deportiva, que reunió a más de cinco mil atletas y a cinco mil voluntarios de apoyo.

Kaohsiung es la segunda metrópolis en importancia para la isla y constituye el principal puerto para el comercio con el resto de Asia y Europa. Más de 50 mil agentes de seguridad se desplazaron por esta ciudad, entre el 16 y el 26 de julio para proteger a los atletas, periodistas, ciudadanos y miles de turistas que colmaron la urbe para asistir al evento deportivo.

Pese a que Taiwan nunca ha sido blanco de atentados terroristas, el gobierno no escatimó en gastos para garantizar la seguridad ciudadana. Los medios locales de comunicación reportaron, sin embargo, el rechazo de visa de entrada para al menos siete ciudadanos de origen colombiano bajo sospechas de pertenecer a alguna organización narcotraficante; adicionalmente, el gobierno negó la entrada a dos ciudadanos de origen árabe.

Un país moderno

Taiwan va siempre hacia la modernidad. El tren de alta velocidad con que cuenta el país, agiliza la comunicación entre la capital Taipei y Kaohsiung, así como entre otras ciudades de importancia como Tainán, primera capital de la antigua Formosa.

Por carretera, el trayecto entre Taipei y Kaohsiung lleva de cuatro a cinco horas, pero con el llamado “Tren Bala”, el recorrido se cubre en una hora y 40 minutos.

Un moderno sistema de metro atraviesa gran parte de la ciudad de Kaohsiung. El gobierno central invirtió 6,000 millones de dólares en la construcción de este medio de transporte en el que se trasladan unos 100 mil pasajeros diariamente.

En julio, la demanda en el uso del metro se incrementó debido al aumento en la afluencia de turistas y de otros ciudadanos que asistieron a los Juegos Mundiales 2009.

En medio del trajín que significó la organización de los Juegos Mundiales con una inversión superior a los 300 millones de dólares, Taipei se prepara para otra odisea deportiva y así recibir a miles de atletas de diferentes países del mundo que participarán en los denominados Juegos Sordolímpicos 2009, previstos para septiembre próximo.

Este evento especial para deportistas sordos cuenta con auspiciadores tan importantes como el actor de artes marciales Jackie Chan; y el basquetbolista de los Bull de Chicago, Scotie Pippen, eterno compañero del retirado Michael Jordan. Todavía se desconoce si Jackie o Pippen asistirán a la inauguración de los Juegos Sordolímpicos.

*Enviado especial