Máximo Rugama
  •   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |
  • END

El coordinador nacional de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos, Anpdh, Roberto Petray, acusó a los militares del gobierno golpista de Honduras de expulsar hacia suelo nicaragüense a ciudadanos (as) de ese país, por el simple hecho de tener una relación de pareja con nicaragüenses.

Petray señaló que están recopilando datos, denuncias y situaciones específicas para enviar una carta informativa a la Organización de Estados Americanos, OEA, posiblemente el miércoles cinco de agosto, pues aún deben recabar información en la zona fronteriza de Teotecacinte.

Dijo que conoció, a través del Obispo de la Diócesis de Estelí, monseñor Juan Abelardo Mata Guevara, que varios miskitos han sido expulsados de Honduras de forma violenta, pese a que tenían más dos décadas de estar en suelo catracho.

Petray explicó que durante este fin de semana visitaron al Obispo de Estelí dos pobladores de Yakalpananí, que fueron expulsados de Honduras.

Mata al lugar de los hechos

Petray informó que una delegación de la Anpdh, encabezada el obispo viajará a Raití, para reunirse con los líderes miskitos y recabar información detallada de los problemas que afectan a las familias nativas tras el golpe militar en Honduras.

La Anpdh también ha recibido denuncias de centenares de nicaragüenses que aseguran haber recibido maltrato de parte de los militares hondureños.

Agregó que junto a los nicas expulsados de suelo hondureño, llegan a Nicaragua personas que nacieron en Honduras. Lo peor, acotó, es que hay personas que ya tenían establecidas sus familias en Honduras, y debido a la actitud tomada por los militares, éstas se han fraccionado.

Recalcó que, independientemente de lo sucedido en Honduras, es injusto que a gente humilde asentada desde hace años en ese país, la expulsen, sin los bienes que obtuvieron producto de años de trabajo.

Critican permanencia de Zelaya

Petray y Mata criticaron la permanencia de Manuel Zelaya en Nicaragua, y le recomendaron solicitar asilo político, para que las autoridades competentes le delimiten sus actividades.

También critican los gastos que el gobierno hace en la custodia de Zelaya, y cuestionaron el origen de los recursos para el pago de alimentación para el depuesto presidente y quienes le acompañan.