Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

El Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, presionarán esta semana para que la Junta Directiva del Parlamento convoque a una sesión plenaria en el municipio de Ocotal, departamento de Nueva Segovia, y se apruebe una resolución legislativa que condene la estadía del depuesto presidente de Honduras Manuel Zelaya Rosales en territorio nicaragüense.

Representantes de la BDN entregaron ayer al primer secretario de la Asamblea Nacional, Wilfredo Navarro Moreira, la iniciativa de resolución, sin embargo, Navarro se mostró muy poco optimista de poder reunir los cuatro votos en la Junta Directiva que se requieren para convocar a la sesión plenaria.

“Habrá que esperar que los dos miembros de la directiva pertenecientes a la Alianza Liberal Nicaragüense apoyen esta propuesta”, dijo Navarro, después de reunirse con los diputados María Eugenia Sequeira, Adolfo Martínez Cole, Augusto Valle, Javier Vallejo y Pedro Joaquín Chamorro, todos de la BDN.

Comisión para investigar

La propuesta de la Bancada Democrática incluye la conformación de una comisión especial que investigue las actuaciones “posiblemente reñidas con la ley” de Zelaya y quienes lo acompañaron durante varios días en Ocotal. Pero además, esta comisión debería investigar a las autoridades nicaragüenses que hubiesen permitido esta forma de actuar.

Zelaya no se encuentra en Nicaragua, pero la resolución legislativa pretende definir el estatus del depuesto mandatario hondureño en el país a fin de delimitar su actuar o, en su defecto, expulsarlo.

El diputado Adolfo Martínez Cole aclaró que, de ser aprobada, la resolución no tiene efectos jurídicos, pero sí políticos y debería ser suficiente para que Zelaya abandone el país o se limite a lo que establecen las leyes nicaragüenses.

La propuesta

De ser aprobada la resolución, en su punto número uno establece que “condena las actuaciones irregulares del señor Manuel Zelaya Rosales quien ha utilizado el territorio de Nicaragua para formular llamados a la insurrección armada en Honduras y para realizar acciones irregulares que violan la Constitución y las leyes del país y atentan contra la soberanía nacional y la vocación pacifista de los nicaragüenses...”.

Además, demandan que Zelaya cese de inmediato tales acciones. En el punto tres, la resolución propuesta señala que se debe “conformar una comisión especial que investigue las acciones indebidas de diversas autoridades del gobierno de Nicaragua que posibilitaron el ingreso y permanencia en el país del señor Zelaya Rosales y le brindan colaboración para la realización de acciones irregulares que violan la Constitución y las leyes...”.