•  |
  •  |
  • END

La convocatoria a consulta nacional sobre el presupuesto de los municipios que anunció anoche el presidente Daniel Ortega golpea fuertemente la autonomía municipal, pues el gobierno central supeditó desde ya la consulta a los Consejos del Poder Ciudadano, CPC.

Este proceso fue ratificado anoche por Ortega en la convocatoria oficial realizada en la Casa de los Pueblos, donde se reunieron los 109 alcaldes del FSLN y algunos liberales que ayer anunciaron su respaldo al gobierno.

Proceso ya estaba establecido
Jorge Granera, de la Red de Desarrollo Local, RDL, y el sociólogo Silvio Prado aseguran que el procedimiento de consulta del Presupuesto Municipal está establecido en la Ley de Régimen Presupuestario Municipal, que otorga la organización de dicho proceso al alcalde y al Concejo. Prado, por su parte, señaló que no debe supeditarse a organizaciones paraestatales.

“Yo pienso que la consulta debe ser con todos los sectores. La Ley de Régimen Presupuestario establece cómo se hace ese proceso, y hay calendario para ello. Los CPC sólo son una parte de los actores consultados”, señaló Granera.

Concejos pintados

Tras la convocatoria nacional que realizó anoche el presidente Daniel Ortega, el proceso continuará con consultas en cada barrio, posteriormente se hará por distrito (o comarcas) hasta culminar en todo el municipio con los congresos del Poder Ciudadano.

Pese a ello, el artículo 27 de la Ley de Régimen Presupuestario establece que una comisión especial del Concejo someterá a discusión el Presupuesto Municipal, tomando en cuenta hasta el más mínimo detalle que cada poblador exponga.

Consulta debe ser amplia

Silvio Prado además destacó que el artículo 25 de dicha ley hace referencia a la consulta para la elaboración, aprobación y modificación del Presupuesto Municipal, y entre otras cosas, establece que “a más tardar el dieciséis de octubre, el Concejo, mediante resolución hará público el proceso de consulta a la población sobre el Proyecto de Ordenanza ‘Presupuesto Municipal Anual’, convocándola a participar en el mismo”.

También señaló que la Ley de Participación Ciudadana obliga a las autoridades municipales a constituir los Comités de Desarrollo Municipal, CDM, para consultar el Presupuesto Municipal, en alusión a que ese proceso no debe ceñirse a la consulta de los CPC.

En su artículo 52, numeral cuatro, la Ley de Participación Ciudadana reconoce como rol de los CDM el “conocer y emitir opinión anualmente sobre la propuesta del Presupuesto Municipal y de su ejecución”.

Lápida contra autonomía
“Las consultas sobre los presupuestos municipales deben ser diversas, amplias y pluralistas”, apuntó el sociólogo, quien agregó que “sería un nuevo bloque de concreto sobre la autonomía municipal” si la elaboración, aprobación y modificación de los presupuestos municipales queda al arbitrio de los CPC.

(Con la colaboración de Leonor Álvarez)