•  |
  •  |
  • END

Nicaragua y Venezuela estarían implementando acciones consideradas como socialistas, toda vez que las mismas vayan en beneficio de la población más desposeída, en opinión del diputado socialista del Parlamento de Cataluña, España, Antoni Comín Oliveres.

Durante una disertación en la Universidad Politécnica de Nicaragua, Upoli, Comín señala que, por ejemplo en Venezuela, “el socialismo del Siglo XXI (implementado por el Presidente Hugo Chávez), no es incompatible con la libertad de empresa; pues sigue existiendo la empresa privada, el mercado como espacio en el que las empresas operan dentro de las reglas del libre mercado”.

Comín aclaró que el Socialismo del Siglo XXI no supone la estatización completa de la vida económica de los países, sin embargo, defendió el derecho de toda nación –incluyendo a Venezuela-, a nacionalizar ciertos sectores de la sociedad, como la salud y la educación, con el fin de mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos.

Nacionalización con legalidad

Comín enfatizó en la defensa del derecho de los gobiernos a nacionalizar “sectores estratégicos” de la economía de un país.

“Siempre que esos procesos de re-nacionalización cumplan con la legalidad vigente y se satisfagan los derechos establecidos en los contratos de estos propietarios a quienes se les nacionaliza la empresa, ésta es una potestad de la que disponen todos los gobiernos de cualquier país del mundo”, señaló.

Para el legislador catalán, lo importante es que la nacionalización se haga con apego al derecho y respetando la seguridad jurídica de los propietarios.

¿Quién es más eficiente?

Otro punto a destacar, según Comín, es determinar qué sectores se deben nacionalizar y cuáles no, pues ese proceso depende de determinar quién es más eficiente en un sector en particular de la economía.

“Hay sectores productivos en los que no hay ninguna discusión. Todo sabemos que, por ejemplo el sector de los zapatos, es más eficiente (en manos) del sector privado, donde rigen las reglas del libre mercado que si fuese (administrado) por el sector público”, explicó Comín.

Por el contrario, agregó, “todos sabemos en el mundo, incluyendo al Presidente (de Estados Unidos, Barack) Obama, que la salud es más eficiente en un sector público”.

¿Nicaragua es socialista?

Para el diputado catalán, el gobierno del presidente Daniel Ortega, puede considerarse socialista, conforme con sus acciones, pero cree que ese socialismo podría distorsionarse en la medida en que esas acciones sean en beneficio solamente de sus partidarios.

En ese sentido, enfatizó, los gobernantes deben estar claros que, una vez que son electos, se convierten en presidentes de todos los ciudadanos y no solo de aquellos quienes le dieron el voto.

Comín destacó algunos proyectos que, a su juicio, hacen de la administración de Ortega un gobierno de corte socialista, entre ellas, el programa del desayuno para los niños en edad preescolar y primaria; así como el proyecto “Casas para el Pueblo”, este último por cierto, ha sido politizado por parte de Ortega al entregar las viviendas solo a aquellas personas allegadas el Frente Sandinista.

“Acuerdo de Asociación con o sin Honduras”

El diputado por el Partido Socialista del Parlamento Catalán, Antoni Comín Oliveres, reiteró la decisión de Europa de no posponer la entrada en vigencia del Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea, UE, y Centroamérica a causa de la crisis en Honduras originada por el golpe militar del pasado 28 de junio contra el presidente Manuel Zelaya Rosales.

Comín Oliveres advirtió que “habrá acuerdo sí o sí, y si no es con cinco (países de Centroamérica) será con cuatro”, en alusión a que si la crisis hondureña no es resuelta en los próximos meses, el acuerdo deberá entrar en vigencia tal como está previsto, es decir, el primero de enero del año 2010.

Según Comín Oliveres, la UE tiene interés de negociar con todos los países centroamericanos “en bloque”, pero que si la situación en Honduras no se resuelve, la última ronda de negociaciones deberá realizarse sin más contratiempos.

Según el diputado del Parlamento Catalán, Zelaya debe ser restituido en la presidencia de Honduras.