•  |
  •  |

La Corte Suprema de Justicia de Nicaragua (CSJ) resolvió hoy que el presidente Daniel Ortega tiene facultades para crear los Consejos del Poder Ciudadano (CPC), que la oposición considera foros de vigilancia política.

La información sobre la sentencia de los 16 magistrados que forman la Corte Plena de la CSJ fue divulgada por el propio presidente Ortega, en la Asamblea Nacional, ante la cual presentó hoy un informe sobre su primer año de gobierno.

Un funcionario de la CSJ notificó a Ortega sobre el fallo, mientras el líder sandinista presentaba su informe al pleno del Parlamento, en una sesión que cumplió con el quórum legal, pero con la ausencia de los diputados de la oposición.

"El Poder Ejecutivo tiene la potestad constitucional de emitir decretos de naturaleza administrativa y por tanto ninguna ley secundaria tiene la facultad de pretender eliminar o restringir (lo), ya que estaría violando y lesionando las facultades constitucionales propias del presidente", sostiene el fallo, según lectura de Ortega.

"Los hermanos magistrados de la Corte Suprema están estableciendo de manera bien clara que el presidente de la República queda en toda la facultad constitucional de crear estos Consejos, con las limitaciones correspondientes", agregó Ortega.

Ortega creó en enero pasado los CPC, cuyos miembros asistieron hoy a la Asamblea Nacional y ovacionaron al líder sandinista al conocer la decisión de la Corte.

El mes de octubre, sin embargo, la oposición aprobó otra ley que declaraba ilegales los CPC, con el argumento de que Ortega quería facultar a estos organismos para dar ordenes a los ministros, diputados y alcaldes de todo el país.

Los diputados opositores también calificaron los CPC como una reedición de los Comités de Defensa Sandinista (CPC) que fueron "ojos y oídos" de la revolución sandinista en la década de los años 80, durante su primer mandato de gobierno.

El mandatario recordó que en enero pasado se reunió con representantes de todos los grupos parlamentarios de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional y les explicó cuales son los objetivos y funcionamiento de los CPC.

En esa oportunidad, declaró, se llegó al consenso de que se iban a aprobar los CPC, teniendo claro que estos foros no sustituirían a las instituciones, sino que se convertirán en foros en los que puedan formularse "críticas constructivas" en busca de mejoras.

El Parlamento aprobó la creación de los CPC con 82 votos a favor, señaló Ortega, pero en octubre levantó una guerra contra los CPC, "porque la oposición no encontraba un blanco contra el cual disparar para tratar de desgastar y debilitar al gobierno", dijo.

La creación e instalación de los CPC desató una crisis entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo, que desencadenó un cierre adelantado del periodo regular de sesiones de la Asamblea, a inicios de diciembre pasado, y la ausencia hoy, de los opositores diputados liberales y sandinistas disidentes, en la sesión en la que Ortega rinde su informe anual de gestión.

La última palabra en el conflicto la emitió la Corte Plena de la CSJ que hoy ratificó la facultad presidencial de crear los consejos, siempre que no sustituyan a las instituciones estatales ya existentes.

Daniel Ortega rinde hoy un informe de su primer año de Gobierno ante la Asamblea Nacional y esta noche celebra en la Plaza de la Revolución, de Managua un multitudinario encuentro popular.