•  |
  •  |
  • END

El diputado por el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Freddy Torres, denunció, con documentos en mano, una doble licitación para la construcción del Instituto “Manuel Hernández Martínez”, en Jinotepe, departamento de Carazo.

Según Torres, la construcción del centro educativo fue licitada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes durante el gobierno del presidente Enrique Bolaños Geyer, a un costo superior a los 7 millones de córdobas. La obra fue adjudicada al contratista José Arístides Orozco Orozco, quien ejecutó el 76 por ciento del proyecto.

Las autoridades del MED entregaron a Orozco un anticipo de 5 millones de córdobas, lo que permitió el avance de la obra en el porcentaje antes señalado, sin embargo, el contratista suspendió el proyecto y solicitó un incremento en el monto inicial alegando un alza en los materiales de construcción.

Ante tal situación, el ministro Miguel De Castilla ordenó la ejecución de la garantía por incumplimiento de contrato, pero Orozco se amparó ante la Corte Suprema de Justicia, CSJ, la que inmediatamente ordenó al ministro De Castilla, suspender la ejecución mientras no se resuelva el fondo del amparo.

Según los documentos presentados por el diputado Torres, el ministro De Castilla ordenó una segunda licitación de la obra, esta vez por un monto de 6 millones 300 mil córdobas.

La pregunta que se hace el legislador es ¿por qué el ministro de Educación requiere de más de seis millones de córdobas para terminar la obra, siendo que el contratista original avanzó en un 76 por ciento?
“El constructor original terminaba la obra por tres millones 900 mil córdobas, el ministro De Castilla la sacó nuevamente a licitación y la adjudicó por un valor de seis millones 300 mil córdobas, reiteró.