Leyla Jarquín
  •  |
  •  |
  • END

El ex jefe del Ejército de Nicaragua, Humberto Ortega, hermano del presidente Daniel Ortega, se sumó a la lista de personas y organizaciones que quieren que las próximas elecciones las realice un Consejo Supremo Electoral, CSE, con distintos magistrados, luego de reconocer que actualmente ese poder del Estado no cuenta con la aprobación de la población.

Ortega admitió que los resultados de las elecciones municipales de 2008 “han sido muy cuestionados” y que dejaron “un mal sabor” en la población.

“El problema que existe ahora es que frente a la opinión en general, si uno conversa con diferentes sectores, nos encontramos que hay una visión de un sabor amargo sobre cómo fueron estas elecciones municipales”, expresó durante una entrevista en el programa “Danilo Lacayo en Vivo”, transmitido en el Canal 23.

No debe haber imagen de duda

Por tanto, sugirió que “debe asegurarse para las próximas elecciones un CSE que no tenga la imagen de duda que este CSE tiene, aun cuando ahí hay gente honorable y muy capaz en sus funciones, pero el hecho real es que así lo percibe la mayoría de la población: como un CSE que no pudo jugar su papel”.

“Es muy difícil que para las próximas elecciones, sobre todo generales, con un CSE como éste, se pueda dar la tranquilidad a la inmensa cantidad ciudadana que va a ir a votar (y) que son los mejores jueces para esta competencia”, agregó, al comparar las elecciones con un partido de béisbol, donde según explicó, se requiere de jueces idóneos y aceptados por todos.

Los resultados de las elecciones municipales de noviembre de 2008 han sido señalados de fraudulentos, y la sociedad civil exige que se cambie a los magistrados del CSE, a través de una propuesta de reforma a la Ley Electoral sin cambiar la Constitución Política.