Matilde Córdoba
  •  |
  •  |
  • END

El diputado Eduardo Montealegre se personó ayer ante los organismos defensores de derechos humanos para denunciar al embajador de Nicaragua en Perú, Tomás Borge, pues considera que su integridad está en peligro por las declaraciones que en días recientes dio Borge.

Montealegre visitó la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH; el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, y la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos, adscrito a la Conferencia Episcopal.

En la carta que entregó Montealegre resalta que las amenazas de Borge “se producen en un contexto de inseguridad ciudadana promovido por el orteguismo”.

“Por este medio estoy denunciando y documentando, mediante transcripción y grabación en video adjuntas, las amenazas del señor Tomás Borge y desde ya lo responsabilizo a él y al presidente Daniel Ortega por cualquier acto de violencia contra mi familia, mi persona o contra los miles de nicaragüenses que estamos trabajando cívicamente en defensa del sistema democrático”, dice la carta.

En entrevista con el Canal 23, Borge se comprometió “por los huesos de mis antepasados y de mi madre, que haré hasta lo imposible por impedir que Eduardo Montealegre llegue a la presidencia, porque representa a la ultraderecha, a los intereses del imperialismo y a los factores negativos de la política nacional”.

Estas declaraciones, considera Montealegre, “son características del discurso violento e intolerante del orteguismo que, lejos de aceptar la disidencia política como hecho natural y saludable para la democracia, considera a sus opositores como enemigos”.

Montealegre teme que exista “cualquier dispuesto a ejecutar esa orden”. La presidenta del Cenidh, Vilma Núñez, recibió la denuncia del legislador y dijo que se le dará el trámite corriente.

“No se sabe si será una ocurrencia de Borge o una decisión tomada en el partido”, expresó Núñez. En la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos la misiva fue recibida por el secretario de esta organización, José Antonio Román, también asistente del obispo Abelardo Mata, quien la preside, y se comprometió a darle el curso correspondiente.

Borge aclaró ayer, a través de un canal oficioso, que “nunca quiso expresar amenaza alguna contra Montealegre” y que él es muy dado a expresar metáforas.