•  |
  •  |
  • END

El jurista Sergio García Quintero comparó al presidente Daniel Ortega con el ministro de información de la Alemania nazi, Joseph Goebbels, por haber ordenado ayer a los canales de televisión encadenarse a la transmisión desde la Asamblea Nacional, adonde llegó a presentar su informe.

Según García Quintero, el titular del Ejecutivo no tiene esa facultad porque en el país no existe ninguna ley marcial que lo justifique, “pero tomó de improviso a todos los canales (locales) de televisión”.

Dijo que cuando este diez de enero los medios de comunicación estaban conmemorando la gesta del doctor Pedro Joaquín Chamorro como el mártir indiscutible en la lucha por la libertad, “el gobierno evoca a Joseph Goebbels y hace cumplir un capricho”.

Criticó al Presidente porque según él, Ortega “no fue para darle lectura a ningún mensaje presidencial, sino para contar una serie de hechos incoherentes, chistes mal hilvanados que lógicamente, pienso, pusieron al cuerpo diplomático presente en una incómoda situación”.


Gestión deficitaria
Dijo que Ortega cierra su primer año de gobierno con un enorme déficit ante la ciudadanía, y “estamos por ver cómo se va a resolver esta crisis, porque realmente este miércoles la manifestación que se dio con la firma de la unidad liberal, no pasó de ser un sainete más de los tantos que políticamente se hacen”.

A juicio de García Quintero, la presencia de Alemán en la firma del documento fue porque el FSLN lo puso en libertad para que fuera a boicotear el acto, y “ahí uno se dio cuenta de que en realidad en Nicaragua todavía queda mucho que hacer en cuanto a la unidad”.


Otra más del pacto
“El FSLN, así como llevó a Arnoldo Alemán a la toma de posesión de Ortega de una manera ofensiva para la dignidad nacional, así también ayer lo sacó para que fuera a boicotear a favor del Frente Sandinista las intenciones de que pretende la unidad liberal”, indicó el jurista.

García Quintero calificó la resolución emitida por la Corte Suprema de Justicia que declara inconstitucional la Ley Marco, como “otra más del pacto libero-sandinista, por lo que propuso establecer una concertación nacional, como se desarrolló durante el gobierno de Violeta Chamorro.