•  |
  •  |
  • END

El director ejecutivo de Ética y Transparencia, Roberto Courtney, retó ayer a los magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE) a que publiquen los resultados completos de las elecciones municipales en vez de criticar a este organismo.

“Si lo hacen, Ética y Transparencia no volverá a abrir la boca”, expresó Courtney, quien agregó que es ilógico que los magistrados del CSE critiquen a los organismos de la sociedad civil por quienes financian sus proyectos, pues son los “mismos que financian el Presupuesto General de la República”.

El magistrado presidente del CSE, Roberto Rivas, expresó en días recientes que se permitirá la observación electoral de algunos organismos, entre quienes no está E y T “porque tiene actitudes partidarias”.

“Ética y Transparencia, por su naturaleza de grupo cívico dedicado a la observación electoral y al fortalecimiento democrático del país, por convicción y vocación no es ni se le puede confundir con una agrupación política partidaria, está por encima de todo esto y firmemente comprometido con un actuar imparcial y objetivo donde prive esencialmente el interés nacional”, dice parte del comunicado emitido ayer por el organismo.

Observó sin autorización

E y T no fue acreditada por el CSE para observar las elecciones municipales pasadas, calificadas de fraudulentas por la oposición y organismos nacionales e internacionales, entre ellos esta institución.

De acuerdo con el comunicado, este organismo “asume una bandera propia de acompañamiento a toda gestión de Gobierno, en el sentido de señalar y denunciar el incumplimiento de las promesas electorales”.

Criticar no los inhibe
“Este actuar imparcial de Ética y Transparencia no lo inhibe de reiterar el derecho ciudadano a la protesta y el reclamo ante cualquier situación de injusticia y arbitrariedad del Gobierno y de cualquier otro ente”.

Rivas incluso dijo que E y T debería utilizar sus mecanismos y estructuras para ser “fiscales, porque tuvo una actitud abiertamente partidaria”.

E y T reiteró su propuesta de reformar la Ley Electoral y señaló que la necesaria acreditación de observadores nacionales e internacionales “en condiciones y calidades similares a las de los cuatro últimos procesos electorales presidenciales realizados en el país, deben ser aspectos de ineludible cumplimiento”.