•  |
  •  |
  • END

BRUSELAS / AFP

La situación de la democracia en Nicaragua es “preocupante” y el gobierno no ha hecho “suficientes progresos” desde las elecciones de 2008 para que la UE reanude su ayuda, dijeron el martes fuentes europeas, en vísperas de una visita de un responsable de la Comisión a Managua.

El gobierno nicaragüense ha “hecho esfuerzos, pero todavía necesita dar pasos más importantes” en el terreno de los “derechos humanos, la democracia y el Estado de derecho”, señalaron a la AFP fuentes diplomáticas, tras una reunión de representantes de los países de la Unión Europea, UE, en que se abordó la cuestión.

Alemán echa segunda

Estas afirmaciones coinciden con el espíritu de una carta enviada ayer por el ex presidente Arnoldo Alemán a la comisaria de la UE, Benita Ferrero, en la cual manifiesta que “es deseo de los nicaragüenses fortalecer el Estado de derecho, el respeto a los derechos humanos, las libertades públicas y garantías para celebrar procesos electorales libres y transparentes”.

“Desafortunadamente en Nicaragua el sistema electoral colapsó y requiere de reformas profundas para poder garantizar elecciones libres, justas y transparentes para todos”, sostiene.

Según Alemán, “la Comunidad Cooperante debe exigir que se respeten e implementen los principios que sustentan la cooperación internacional para el desarrollo como son el fortalecimiento del Estado de derecho, el respeto a las libertades públicas, los derechos humanos, la celebración de elecciones frecuentes, libres y transparentes, entre otros, para garantizar la democracia”.

Los montos

La UE forma parte del grupo de donantes que ayudaba anualmente a Nicaragua a financiar su presupuesto con unos 100 millones de dólares, de los cuales 60 millones fueron congelados tras los comicios municipales de fines de 2008, salpicados de supuestas irregularidades.

El director adjunto de Relaciones Exteriores de la Comisión Europea, Stefano Sannino, visitará a fines de semana Managua para evaluar la situación sobre el terreno, un viaje que ha suscitado expectación entre el gobierno y la oposición de Nicaragua.

Desde que suspendió la ayuda, la UE ha tratado de presionar al presidente Daniel Ortega para que realice reformas políticas, como la mejora del sistema electoral o el respeto de las libertades públicas de cara a las elecciones presidenciales de 2011.

Pero los donantes estiman que Managua no ha hecho “suficientes progresos” y que la situación de la democracia sigue siendo “preocupante”, señalaron las fuentes, estimando no obstante que estarán pendientes del informe de la visita de Sannino, cuyas fechas exactas la Comisión se negó a comunicar.

Expectativas

El vicecanciller nicaragüense, Manuel Coronel, había expresado la semana pasada su confianza en que se lograría destrabar la ayuda europea, juzgando la visita de Sannino como una señal positiva de que “las cosas van bien”.

“Hemos aclarado hasta la saciedad cómo han sido las cosas” respecto de las supuestas irregularidades electorales, enfatizó Coronel, que se manifestó alentado con respecto a la posibilidad de alcanzar “una solución final”.

La ayuda suspendida es por el momento canalizada a través de ONG y programas educativos, cuyo monto debe justificarse “euro por euro” a la Unión Europea, según fuentes comunitarias.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus