•   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • END

Los acontecimientos violentos registrados el pasado fin de semana en la cabecera departamental de León, donde fueron asesinados a sangre fría, con armas cortopunzantes, dos ciudadanos oriundos del barrio El Sagrario, fueron calificados por monseñor César Bosco Vivas Robelo, Obispo de la Diócesis de León, como parte de la descomposición social promovida por las mismas esferas del poder en nuestro país.

“El crimen es un pecado, y la Iglesia lo condena. Lo que ha acontecido en León es algo gravísimo. Es una ofensa a la Ley de Dios, acontecimientos que han conmocionado a la sociedad en general; es un asunto que deberíamos revisar detenidamente y enfrentarlo con acciones”, señaló Vivas Robelo ayer, en la Casa Episcopal en León.

Según el prelado, los elementos de violencia que están sucediendo en nuestro país son “frutos malos”.

“Al hablar de frutos malos no sólo me refiero a los crímenes, porque no son los únicos que se han cometido en Nicaragua en los últimos tiempos, sino a todas estas situaciones de violencia que a diario nos enfrentamos”, dijo.

Añadió que “toda violencia expresa odio. Ese sentimiento de algún modo encarna la presencia maligna, y, por lo tanto, los resultados siempre van a ser negativos. Las sociedades deben corregir todo aquello que azuce a la violencia, y que es una expresión de odio. Esas cosas no construyen, esas cosas lo que hacen es que las mismas estructuras hechas por el hombre con odio, sean dañinas a la sociedad, pero en cambio cuando son personas pacificadas, las estructuras en la sociedad son fuertes”, refirió monseñor Vivas Robelo.

Añadió el obispo que las distintas instituciones en la sociedad tienen la obligación de dejar este mundo mejor que como nosotros mismos lo hemos encontrado, y de eso nos pedirá cuenta Dios, porque quienes somos creyentes sabemos que hay un Dios y que habrá un juicio, el cual todos vamos enfrentar.

Inseguridad ciudadana en León

A juicio de monseñor Vivas Robelo, en León no existe seguridad ciudadana, como se ha querido vender por parte de las autoridades nacionales de Policía y de Turismo.

“Yo he escuchado por mucho tiempo a las autoridades que León es la ciudad más segura en nuestro país y de todo Centroamérica. Creo que esas afirmaciones están cargadas de un poco de orgullo, en el sentido de que quisiéramos que así fueran las cosas, porque con los acontecimientos violentos, se está demostrando todo lo contrario. No tenemos una sociedad sana”, añadió el religioso, tras agregar que las autoridades no deben consolarse y promulgar que somos mejores en comparación con otros países. “Veamos los problemas nuestros, que es lo que nos interesa”, dijo.

Asimismo, relató que los nicaragüenses vivimos en un ambiente en donde se siente inseguridad en todos los sectores. “La población está como con miedo, y éstos son factores muy negativos que no ayudan al desarrollo de una sociedad, y ahora podremos revisar en qué se basa ese temor, y a qué se debe esta inseguridad que vivimos. Es deber de aquellos que tienen las riendas del poder ver estos problemas, pues ojalá se revisen y acepten los consejos, para que no sigan viviendo en un mundo irreal”, puntualizó el Obispo.

Frutos malos en la sociedad

El representante de la Iglesia Católica en el Occidente del país, agregó que el árbol se conoce por los frutos. Si los frutos que está dando la sociedad leonesa son malos, por los crímenes atroces que se han producido, tendríamos que llegar a la conclusión de que el árbol que ha producido estos frutos no está sano, y este árbol sería la familia y la sociedad en general.

“Todos somos parte de una familia y de una sociedad. De algún modo, todos tendríamos que revisarnos con humildad. Hagamos el esfuerzo de acercarnos a Dios, porque un corazón frío y endurecido es capaz de cualquier cosa”, aseveró monseñor Vivas Robelo, quien destacó que las fiestas patronales en honor a la Virgen de Las Mercedes, son la mejor oportunidad para que cambien los sentimientos malévolos y se enriquezcan la educación y los valores humanos.

Después de cuatro días de ocurridos los dos asesinatos en el barrio El Sagrario, en el centro de la ciudad colonial, las autoridades policiales todavía no los han resuelto. Sin embargo, se informó que cinco sujetos, entre ellos una mujer, se encuentran detenidos y bajo investigaciones.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus