•  |
  •  |
  • END

El gobierno de Dinamarca redujo la ayuda que destina a Nicaragua por las condiciones actuales que se viven en el país, calificadas como “preocupantes” por la ministra de Cooperación danesa, Ulla Toernaes, quien estuvo recientemente en el país y dejó abierta la posibilidad de suspender la cooperación.

La ayuda será reajustada desde este mismo año en favor “del sector privado y de la sociedad civil, incluidos Organizaciones No Gubernamentales y medios de comunicación independientes”, en detrimento del Estado, precisó la ministra.

Según Toernaes, Nicaragua sigue siendo “uno de los países más pobres de América Latina. Por ello ha llegado el momento de adaptar la ayuda danesa a ese país y de establecer prioridades diferentes a las de hoy día”.

Este año la cooperación de Dinamarca fue de unos 34.6 millones de dólares y en el 2010 será de 26 millones de dólares, muy inferior a la cifra fijada en la Ley de Finanzas danesa.

Supervisarán “de cerca”

Así Dinamarca se suma a los países europeos que han reducido su cooperación a Nicaragua por las denuncias de fraude en las elecciones municipales que se celebraron en noviembre pasado.

La Unión Europea congeló la ayuda líquida para el Presupuesto General de la República el año pasado, consistente en 35 millones de dólares y hasta la fecha mantiene suspendidos 93 millones de dólares previstos para este año dentro de la cooperación que da el Grupo de Apoyo Presupuestario.

Copenhague seguirá “muy de cerca” la situación, para “controlar” que el dinero danés vaya a proyectos que beneficien a la población, advirtió la ministra, que se dijo dispuesta a “revisar y si es posible congelar la ayuda” si resulta necesario.

“Dinamarca y otros donantes están muy preocupados por la evolución en Nicaragua”, destacó la ministra en un comunicado, llamando al gobierno a respetar las reglas de juego democráticas fundamentales.

Canciller no habla

Ayer durante una actividad pública del Ministerio de Educación, el canciller Samuel Santos hizo caso omiso cuando se le consultó sobre la reducción de la ayuda que da Dinamarca.

En cambio, Santos aseguró que con la visita que recientemente realizó una delegación de la Comisión Europea “se resolvieron malos entendidos y se avanzó bastante”, pero no especificó en qué consiste el avance ni si la ayuda presupuestaria congelada será desembolsada.

El canciller no dio pistas sobre las conversaciones con la delegación que encabezó el director general adjunto de Relaciones Exteriores, Stefano Sannino, quien vino a recabar información que servirá a la Comisión Europea para finalmente decidir si desembolsará la ayuda suspendida.

Otros interlocutores

Sannino se reunió con el liberal Eduardo Montealegre, con Edmundo Jarquín y con miembros del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep). Fuentes extraoficiales indicaron que las exigencias de la Comisión Europea siguen siendo las mismas: garantías fundamentales durante los próximos comicios electorales.

“Las elecciones, hemos sostenido, que fueron correctas. Ellos (los europeos) respetan la posición del gobierno y del Consejo Supremo Electoral en el sentido que los alcaldes que fueron electos están trabajando y es un tema irrebatible y es oportuno mantener apoyo”, expresó Santos.

El jefe de la diplomacia afirmó que se avanzó en “varios” puntos e insistió en que la propuesta que planteó el gobierno es el Libro blanco que fue entregado por el vicecanciller Manuel Coronel Kautz.

¿La carta de cinco líneas?

“Hay una carta que hace ya como un mes mandó el vicecanciller a la Unión Europea donde los invita a participar en elecciones como visitantes en la Costa Caribe y en las elecciones del 2011”, dijo cuando se refirió a las garantías que da el gobierno en los próximos comicios.

Hasta la fecha los organismos de observación electoral nacionales han sido vedados por el Consejo Supremo Electoral, pero el magistrado electoral, José Luis Villavicencio, declaró ayer que ni Etica y Transparencia, ni Ipade habían solicitado acreditarse como observadores.

De acuerdo con Santos, a la delegación de la Comisión Europea le “hicieron algunas aclaraciones” “A veces algunos funcionarios que vienen al país y que no vienen en el consenso de la Unión Europea, quieren que seamos esclavos y nosotros somos un pueblo libre”, señaló.