•  |
  •  |
  • END

Sandinistas y liberales acordaron “negociar” una reforma a la Ley de Amparo con el objetivo de poner fin a la crisis institucional entre los poderes Legislativo y Ejecutivo. El próximo lunes, el jefe de la bancada sandinista, Edwin Castro, y el diputado del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y presidente de la Comisión de Justicia del Parlamento, José Pallais, sostendrán el primer encuentro “exploratorio”.

Pallais dijo que se trata de una “negociación política por el bien de la estabilidad y la gobernabilidad”, sin embargo, el diputado y presidente de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Eduardo Montealegre, reaccionó con cautela a la propuesta del Frente Sandinista.

Pallais dijo que cuenta con la autorización de su partido para comenzar las negociaciones, no obstante, ayer viernes quedó listo un dictamen de la Comisión de Justicia apoyando la iniciativa para una interpretación auténtica de la Ley de Amparo, en caso que las negociaciones con el FSLN fracasen.

Según Pallais, los otros partidos políticos aglutinados en el denominado “Bloque contra la dictadura” dieron su respaldo a la oferta del FSLN de reformar la Ley de Amparo y eliminar el “control previo”, es decir, dejar claro que no procede el recurso de amparo en contra del proceso de formación de la ley.

“El lunes tendremos el primer encuentro con el Frente Sandinista para encontrar una solución satisfactoria”, dijo Pallais.


Coincidencias previas
Precisamente, horas antes de conocerse la propuesta sandinista, diputados del PLC coincidieron en que la crisis en este Poder del Estado no se resolverá con otra resolución de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), sino con un arreglo político.

El liberal José Pallais dijo que sabía que la CSJ no iba a pronunciarse sobre el control previo que permitió interrumpir el proceso de formación de la Ley 630, que le quitaba la facultad al Ejecutivo de crear consejos mediante decretos.

Pallais coincide con el presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Manuel Martínez, en que los problemas entre los diputados opositores y los oficialistas deben resolverse negociando y no con otra resolución de la CSJ que evite que en futuro se interrumpa el proceso de formación de la ley, tal como lo permite la reforma a la Ley de Amparo en su artículo 51.

“El doctor Martínez considera que mañana otra sentencia puede revertir eso, así que mejor un arreglo político”, expresó Pallais vía telefónica.


Diálogo
Para Francisco Aguirre, la solución también está en el diálogo. Según él, hay muchos diputados del PLC que son “de buena fe y que están dispuestos a negociar”.

“Los problemas políticos se resuelven a través de la negociación. Sólo aquí estamos dispuestos a poner en peligro la bienandanza del país por los problemas políticos”, dijo Aguirre. Ambos diputados aseguran que Arnoldo Alemán no está negociando a espaldas de los legisladores, eso aunque haya recurrido a los magistrados liberales de la CSJ.

El legislador Enrique Quiñónez, quien ignoraba el contenido de las resoluciones, afirmó que Alemán está siendo chantajeado por el Frente Sandinista y que el problema en esto es lo que está cediendo el PLC.

Quiñónez, sin embargo, dijo que le preocupaba que se hayan buscado acuerdos a través del Poder Judicial. “Al final, la elección o reelección de los magistrados (de la CSJ) dependerá de los diputados, y ahí están por verse los amarres. Gracias a esos magistrados, ahora a Daniel Ortega no se le quitará más poder”, dijo.