•  |
  •  |
  • END

El ex presidente Arnoldo Alemán Lacayo reapareció ayer en la escena pública impartiendo órdenes en el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, denunciando que teme por su vida y que debe cuidarse “hasta de los medios de comunicación”, lo cual explica la presencia de los ocho efectivos de Seguridad Personal de la Policía Nacional que ahora lo custodian de forma permanente.

Alemán llegó al punto de temer por su vida “hasta en lo interno” de su partido, lo que despertó el asombro de algunos diputados de esa misma agrupación política, como Freddy Torres, quien justificó al ex mandatario argumentado que “sus razones tendrá para decir eso”.

EL NUEVO DIARIO intentó obtener la versión oficial de la Policía sobre la nueva condición del ex presidente, sin embargo, el jefe de la Dirección de Relaciones Públicas de la institución policial, comisionado mayor Alonso Sevilla, se comprometió a devolver la llamada para responder, pero no lo hizo.

Después de una reunión con los presidentes departamentales y municipales del PLC, Alemán brindó una conferencia de prensa en la que negó algún tipo de componenda política con el partido de gobierno, el Frente Sandinista, para que le restablecieran el régimen de convivencia familiar, lo que le permite movilizarse libremente por todo el territorio nacional, ahora con custodia oficial.


Prerrogativa de ex presidente
Alemán defendió la protección policial bajo el pretexto de que todo ex presidente debe gozar de esa prerrogativa, aunque se negó a decir si la custodia obedece a una petición suya, o es por iniciativa gubernamental.

Irónicamente, el jefe de la seguridad personal de Alemán es el mismo oficial que durante cinco años dirigió la seguridad del también ex presidente Enrique Bolaños Geyer (2001-2007). Bolaños fue quien prácticamente envió a prisión a Alemán, al que acusó de actos de corrupción que habrían dejado al Estado un perjuicio de 100 millones de dólares, cuando este último estuvo al frente del Ejecutivo de 1996 a 2001.

Alemán negó que el levantamiento de las restricciones penitenciarias y la custodia personal oficial sean parte de la negociación con el presidente Daniel Ortega. A cambio, Alemán debería convencer a sus diputados para que respalden el proyecto de presupuesto para 2008 tal como lo presentó el gobierno.

“No quieren verme circulando”

El presidente honorario del PLC aseguró que “hay muchos que no quisieran verme circulando”, y advirtió que para “molestia de muchos”, continuará libre por todo el territorio nacional, y ahora con la custodia policial, “porque es una prerrogativa que tengo como ex presidente, aunque a muchos no les guste”.

“Aunque no soy de gran prosapia de apellido, paso a la historia como presidente de Nicaragua, y como (ex) presidente debía gozar, desde un principio, de esos privilegios (de custodia policial), (porque) hay muchos que no les gustaría verme circular... de todos lados... hasta de los medios de comunicación”, reiteró Alemán.


Liberales rígidos con etica electoral
El Partido Liberal Constitucionalista, PLC, será rígido durante las elecciones primarias para escoger a los candidatos a alcaldes y vicealcaldes que se postularán en los comicios municipales de noviembre próximo.

Según el código de ética electoral, los postulantes no podrán ofender a sus oponentes ni al partido; de hacerlo una vez, tienen derecho a retractarse, si no, automáticamente quedarán eliminados de la contienda interna.

Si ofenden a un candidato o al partido y se retractan, pueden continuar en la contienda, pero si lo hacen por segunda vez, no habrá oportunidad de rectificar y automáticamente quedan fuera del proceso de elecciones internas.