• |
  • |
  • END

Los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, presentaron ayer en la Primera Secretaría del Parlamento, una iniciativa de ley, cuyo objetivo principal es declarar nulos los nombramientos de funcionarios y embajadores que ha hecho el presidente de la República Daniel Ortega.

La propuesta pretende reforzar lo señalado en el artículo 138, numeral 30 de la Constitución Política, el cual establece que todos los nombramientos de ministros, viceministros, presidentes de entes autónomos y directores de instituciones del Estado, así como embajadores y jefes de misiones diplomáticas que haga el Ejecutivo, deben ser ratificados por la Asamblea Nacional en un plazo máximo de 15 días y con el voto favorable de 56 diputados.

Advertencia

Esta iniciativa de ley también pretende notificar al cuerpo diplomático acreditado en el país que cualquier convenio firmado entre sus gobiernos y los embajadores nicaragüenses nombrados por el Presidente Ortega, sin la ratificación del Parlamento, no tendrá ninguna validez. Además, orienta a los ciudadanos a no acatar ninguna disposición que emane de los funcionarios que no han sido ratificados por los diputados ante la Asamblea Nacional.

Adicionalmente, la Junta Directiva del Parlamento envió una carta al presidente Ortega para que remita al Poder Legislativo la lista de funcionarios a ser ratificados.

¿Qué dice la iniciativa?

“Se declara la nulidad de los nombramientos hechos por el Presidente de la República de Nicaragua a partir del diez de enero del año 2008 que no hayan cumplido o no cumplan con el procedimiento de ratificación dispuesto por el artículo 138 numeral 30 de la Constitución Política. El Ministerio Público deberá proceder a ejercer la acción penal conforme lo que disponga el Código Penal y el Código Procesal Penal en contra de aquellos funcionarios públicos que ejerzan o hayan ejercido funciones sin llenar los requisitos constitucionales para ello”, se lee en el artículo uno de la iniciativa de ley.

En el artículo 2 se plantea que “los ciudadanos nicaragüenses a la luz de lo establecido en el artículo 32 de la Constitución, no están obligados a reconocer la autoridad de los funcionarios públicos nombrados por el Presidente de la República de Nicaragua sin cumplir el precepto constitucional del artículo 138 numeral 30 de la Constitución, y por consiguiente las actuaciones y disposiciones que éstos realicen, así como sus consecuencias y efectos jurídicos derivados de tales actos o disposiciones, serán nulos e inexistentes para todos los efectos de ley”.

El artículo 5 de la iniciativa establece que “de conformidad con el artículo diez de la Constitución Política, la Asamblea Nacional no deberá ratificar ningún tratado, convenio o acuerdo y demás instrumentos que establece el inciso 12) del artículo 138 de la Constitución Política, que hayan sido o fuere suscrito por funcionarios públicos cuyo nombramiento no hubiere sido ratificado de conformidad con nuestra misma Constitución Política”.

No hubo sesión

Por otra parte, ayer no se logró el quórum mínimo de 47 diputados para sesionar, por lo que el presidente del Parlamento, René Núñez Téllez, debió suspender el trabajo plenario. Los diputados Mario Valle y Juan Ramón Jiménez no se presentaron y su ausencia provocó la falta de quórum. Fuentes extraoficiales indicaron que ambos legisladores están molestos con Núñez Téllez por incumplimiento en algunos acuerdos bilaterales, hecho que tratamos de confirmar con los aludidos, pero no fue posible localizarlos por teléfono.