• |
  • |
  • END

El gobierno está “urgido” de una Reforma Tributaria para cubrir el “hueco financiero” que está dejando la subrecaudación, declaró ayer el presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, Wálmaro Gutiérrez Mercado, quien advirtió de la necesidad de que la reforma esté aprobada antes del 15 de octubre.

Gutiérrez insistió en la necesidad de que la iniciativa de reforma fiscal esté lista y presentada en la Primera Secretaría del Parlamento lo antes posible, haciendo eco del llamado del asesor económico del gobierno, Bayardo Arce Castaño.

Aunque Gutiérrez no lo confirmó, deja claro que el gobierno enviará la iniciativa a la Primera Secretaría del Parlamento para ser aprobada con carácter de urgencia.

“Es imprescindible que esta reforma tributaria tenga vida en la Asamblea Nacional y se termine aprobando antes del 15 de octubre porque esta reforma tiene el objetivo de incrementar nuestras capacidades recaudatorias para meter ese dinero en el presupuesto (del próximo año)”, explicó Gutiérrez.

¿Concertación?

Gutiérrez respaldó la posición de Arce Castaño, en el sentido de que a más tardar el 20 de septiembre debe concluir el proceso de “concertación tributaria” que realiza actualmente el gobierno. “Porque tenemos que estar claros de si la reforma va o no va para que eso permita cerrar la formulación presupuestaria del 2010”, señaló.

De momento, Gutiérrez cifró sus esperanzas en contar con más de 47 votos en el Parlamento para aprobar la reforma.

“No quiero especular (respecto de la cantidad de votos), pero sí quiero garantizar de que vamos a hacer todo el esfuerzo posible para que haya más de 47 votos para que se apruebe esta reforma”, dijo.

Gutiérrez insistió en que, en medio de la discusión de la Reforma Tributaria, “se ha querido vender a la población la información de que se ha descendido en los ingresos a causa del retiro de la cooperación internacional”, algo que, agregó, no es cierto.