elnuevodiario.com.ni
  • MANAGUA |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, intensificó sus ataques contra los medios de comunicación críticos a su gobierno, a los que considera un "arma" de sus enemigos políticos que debe ser contrarrestada. Estos medios que sirven "de caja de resonancia a los enemigos del proyecto popular" que impulsa el gobierno "tenemos que verlos como un instrumento, un arma que tienen los enemigos", declaró anoche Ortega en la asamblea anual del gobernante Frente Sandinista.

Según Ortega, "la mayoría de medios de comunicación en Nicaragua están al servicio" de la oposición que busca "desgastar" la imagen del Frente Sandinista para las elecciones de gobiernos autónomos en las dos regiones del Caribe, programadas para marzo. "Hay que contrarrestarlos", afirmó el mandatario, quien ha reprochado en sus últimas intervenciones públicas a los medios que cuestionan su gestión.

La semana pasada, Ortega recriminó que si la oposición "reúne a cuatro personas a protestar contra el gobierno, sacan la noticia de última hora como que fueron miles de personas". El gobierno izquierdista también ha desestimado a través de sus medios, incluidos los electrónicos, que existan problemas en la administración pública como afirma la prensa opositora.

Medios críticos obedecen a líneas informativas extranjeras
Los medios críticos al sandinismo obedecen a líneas informativas que son diseñadas por "las agencias de inteligencia y de seguridad" extranjera, afirmó el historiador sandinista Aldo Díaz, en alusión a Estados Unidos. "Son empresas con pensamientos clasistas", increpó por su lado, el procurador de derechos humanos, el sandinista Omar Cabezas.

Ortega llamó a su partido a cerrar filas contra medios críticos y contra los líderes religiosos de oposición que "generan" opinión, para defender los avances de su gobierno, que estima continuador del régimen revolucionario que gobernó en los años 80 en medio de una guerra civil. "Los enemigos son los mismos", declaró la primera dama y portavoz del gobierno, Rosario Murillo.

El mandatario orientó a los militantes y funcionarios a comunicarse más con la gente de las aldeas y ciudades y tratar de incidir en los medios pequeños del interior del país "para comunicar lo que esta haciendo por los pobres el gobierno del Frente Sandinista".

Reforma a Ley de Colegio de Periodistas pretende condicionar la profesión
De manera paralela, la bancada sandinista intenta promover en el Congreso una reforma a la Ley de Colegio de Periodista, que ha sido cuestionada por los profesionales independientes. El proyecto propone establecer regulaciones "éticas" al periodismo e introducir condiciones para el ejercicio de la profesión, denunció el escritor y editor de la revista Medios y Mensajes, Guillermo Cortés.

En tanto, unos 300 periodistas oficialistas resolvieron esta semana conformar el Foro de Periodistas Sandinistas para apoyar al gobierno y reforzar y "contrarrestar la guerra mediática" de la derecha opositora.

Los periódicos EL NUEVO DIARIO y La Prensa denunciaron ante la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que mientras los medios oficiales se fortalecen, muchas radioemisoras y medios que no responden a la línea del gobierno han quebrado debido a la "centralización de la publicidad oficial".

Asamblea Sandinista condena acuerdo militar de EU y Colombia
Durante el encuentro, los participantes condenaron las pretensiones de Estados Unidos de utilizar bases militares colombianas. El FSLN rechaza "la escalada militar que amenaza la paz y la seguridad de nuestros pueblos, que se expresa en la formalización de acuerdos entre el gobierno de Colombia y Estados Unidos", señaló el partido.

Asimismo, los sandinistas expresaron su solidaridad con "la valiente lucha del pueblo hondureño contra el cobarde golpe de estado" que depuso a Manuel Zelaya y ratificaron su política de alianzas con gobiernos de izquierda y afines como Venezuela, Cuba y Libia.

La Asamblea Sandinista se reunió ayer para definir sus prioridades de cara a las elecciones de nuevas autoridades en las regiones del Caribe en marzo del 2010, entre otros puntos.