Ary Neil Pantoja y AFP
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

La crisis en el Poder Legislativo amenazó con agravarse esta mañana, luego que el presidente del Parlamento, Santos René Núñez Téllez, ordenara al director administrativo financiero, Ramón Cabrales, descontar del salario de los diputados el porcentaje correspondiente a cada día que los legisladores no se registren para sesionar en el plenario.

En tanto, los diputados liberales amenazaron con destituir a Núñez Téllez si persiste en su decisión, la que fue catalogada por algunos legisladores de “represiva y desesperada” por parte del partido de gobierno, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, en aras de aprobar leyes que le interesan al Ejecutivo.

La medida de deducir el día de salario a los diputados que no se presenten a sesionar, llega en momentos en que el gobierno pretende presentar una reforma tributaria de urgencia, pese al largo feriado de cuatro días, en ocasión de la celebración de las Fiestas Patrias.

La segunda secretaria de la Asamblea Nacional, la oficialista Alba Palacios, acusó a sus colegas opositores de alegar "razones políticas inexistentes" para no cumplir sus obligaciones legislativas. Sin embargo, el diputado opositor Víctor Hugo Tinoco expresó que "la protesta de no hacer quórum no es política, es jurídica. Es algo que se usa en todos los parlamentos".

Diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, se han negado a hacer quórum para sesionar desde diciembre de 2008, como medida de presión para que se apruebe en el Parlamento una Ley de Nulidad de las elecciones municipales del nueve de noviembre del año pasado, por considerar que hubo un fraude electoral realizado por el partido de gobierno.

La iniciativa de ley está en la Primera Secretaría del Parlamento a la espera del trámite ordinario correspondiente, sin embargo, el FSLN con sus aliados de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, se oponen a anular los comicios municipales y han bloqueado la propuesta de ley.

Algunos de los diputados del PLC señalaron hoy que si el FSLN accede a tramitar la iniciativa de ley de nulidad de las elecciones municipales, ellos reanudarían las labores legislativas, pero rechazaron la sanción administrativa que pretende implementar el presidente del Poder Legislativo y reiteraron su amenaza de destituirlo si insiste en aplicar la medida.