• |
  • |
  • END

El embajador de Holanda, Lambert Grijns, reiteró que su país no retirará la cooperación que otorga a Nicaragua y que equivale a 30 millones de dólares.

“La cooperación bilateral entre Holanda y Nicaragua va a continuar por supuesto, son 30 millones de dólares por año y una parte importante de nuestra cooperación está vinculada al tema de salud, y la salud sexual y reproductiva es uno de los temas importantes”, expresó el diplomático.

A propósito de la visita del director general adjunto de Relaciones Exteriores de la Unión Europea, Stefano Sannino, Grijns fue consultado sobre el futuro de la cooperación de ese organismo regional que fue suspendida por las irregularidades ocurridas en las elecciones municipales de 2008. Sin embargo, el diplomático holandés no quiso hacer ningún comentario al respecto.

Grijns se reunió ayer con diputados de la Asamblea Nacional, con representantes del Instituto de Estudios Estratégicos de Políticas Públicas, IEEP, del Parlamento Centroamericano y República Dominicana, Suecia, Finlandia, Unicef, entre otros, para unir voluntades políticas dirigidas a formar un grupo de diputados que lleven a cabo acciones a favor de la disminución de la mortalidad materna.

La salud de las mujeres

Según informó la diputada del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Jamileth Bonilla, las acciones para tal fin se concretarían en una conferencia regional de CA y República Dominicana a celebrarse el próximo 20 y 21 de octubre.

El mejoramiento de la salud de las mujeres nicaragüenses es el quinto de los ocho Objetivos del Milenio, ODM, que Nicaragua se comprometió a superar para el 2015.

No obstante, la funcionaria del IEEP, Claudia Pineda, señaló que el principal problema de salud de las mujeres nicaragüenses tiene que ver con la mortalidad materna y que de acuerdo con los ODM Nicaragua está comprometida a reducir este indicador a la muerte de dos mujeres por cada 10 mil nacidos vivos.

En el país, mueren 68 mujeres por cada 10 mil nacidos vivos, según informó Pineda, quien reconoció que la penalización del aborto terapéutico es una de las causas de los altos índices de mortalidad materna en Nicaragua.