• |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El Procurador General de la República, Hernán Estrada, prácticamente definió como una “nacionalización”, el traspaso de los bienes de la Distribuidora Nacional de Petróleo, DNP, administrada por la transnacional Glencore, a manos del gobierno de Nicaragua.

Estrada negó esta mañana la existencia de una transacción comercial entre la Glencore y el gobierno de Nicaragua para recuperar los bienes de la DNP. Además, rechazó la adquisición, mediante compra, de todos los bienes de la DNP por parte de la sociedad privada Albapetróleos de Nicaragua, y más bien dijo que se trata de un “recupere de los bienes del Estado”, con lo cual, el representante legal del Estado de Nicaragua, rechazó cualquier pago a la transnacional.

Estrada garantizó que en el período de un mes, el Estado de Nicaragua será el único dueño y administrador de los bienes que fueron dados “en concesión” durante el gobierno del Presidente Arnoldo Alemán Lacayo (1997-2002), cuando el presidente de la empresa petrolera de Nicaragua, Petronic, era el también Director General de Ingresos, Byron Jerez.

“Los diez años de concesión ya se cumplieron y yo les garantizo que ninguna empresa privada administrará estos bienes que pasarán a al Estado de Nicaragua”, expresó Estrada al consultarle acerca de la supuesta transacción entre Albapetróleos y Glencore. El procurador negó cualquier negociación en ese sentido.