• |
  • |
  • END

El párroco de la iglesia Santiago Apóstol en Nagarote, monseñor Benito Pentzke Torres, exhortó a la Policía Nacional a recuperar la confianza de la población “que ha perdido por la mala conducta de algunos de sus miembros”.

La exhortativa fue hecha por el religioso durante la inauguración de la nueva sede de la Policía Nacional, en Nagarote, municipio de León, donde también hubo 38 ascensos entre los oficiales de servicio en esa ciudad.

Durante su intervención monseñor Pentzke, dijo que “los policías deben atender a los ciudadanos sin partidarismo, para que los pobladores no los miren con desconfianza como en el pasado”.

En semanas anteriores el actuar de varios policías fue cuestionado por diferentes sectores de la sociedad, por haber permitido que una turba de simpatizantes del partido de gobierno haya agredido a miembros de la Coordinadora Civil, entre ellos el periodista Mario Sánchez.

Una patrulla para 42 mil habitantes

La nueva sede policial que tiene un costo superior a los seis millones de córdobas fue construida con financiamiento brindado por el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCI.

Además de tener un moderno edificio policial los agentes del orden público, también contarán con una patrulla, una motocicleta y varias bicicletas para hacer su trabajo.

A pesar del esfuerzo una patrulla parece ser insuficiente para cubrir una extensión territorial de 598 kilómetros cuadrados y atender a una población que supera los 42 mil habitantes de los cuales más de 30 mil viven en el casco urbano.