•  |
  •  |
  • END

Los diputados liberales no confían en las intenciones negociadoras del Frente Sandinista para encontrar una solución a la crisis institucional, por lo que hoy insistirán en incluir en la agenda legislativa la interpretación auténtica de la Ley de Amparo y la aprobación de una Ley de Amnistía que beneficie al presidente honorario del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Arnoldo Alemán; y al presidente de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Eduardo Montealegre.

Durante la reunión de hoy de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, los directivos Wilfredo Navarro, Óscar Moncada, Javier Vallejo y Luis Callejas presentarán su propuesta de agenda parlamentaria, que incluye además un decreto legislativo que anule la resolución de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, mediante la cual los magistrados sandinistas dejaron con vida jurídica a los Consejos del Poder Ciudadano, CPC.

La contrapropuesta liberal a la negociación planteada por el Frente Sandinista es aprobar la agenda señalada y “congelarla” por una semana, período propuesto por el primer secretario del Parlamento y diputado del PLC, Wilfredo Navarro, para llegar a un acuerdo en torno al “control previo” que el gobierno mantiene sobre la facultad de legislar de la Asamblea Nacional.

La propuesta sandinista contempla una reforma a la Ley de Amparo, en la que se establezca taxativamente que “no procederá” el recurso de amparo contra el proceso de formación de la ley; sin embargo, los 15 días solicitados por el FSLN para concretar una acuerdo no son del agrado de los liberales, quienes consideran demasiado tiempo para una negociación.


Contrapropuesta liberal
Navarro insistió en la anuencia del PLC a un pacto, pero antes insistió en establecer una agenda legislativa como “garantía política” en caso de que el Frente Sandinista se “eche para atrás a última hora y pretenda desconocer cualquier acuerdo” en torno al tema del control previo.

Los diputados de la oposición agrupados en el “bloque contra la dictadura” insisten en derogar de la Ley de Amparo toda diposición que permita a cualquier ciudadano recurrir de amparo contra una ley en proceso de formación.

La propuesta de reforma de los liberales va más allá y señalan la necesidad de agregar un nuevo artículo a la Ley de Amparo, en la que se deje claramente establecido que ningún Poder del Estado o ciudadano podrá recurrir de amparo en contra de una ley.

Navarro dijo que al artículo no violaría ningún derecho individual pues, una vez promulgada la ley en cuestión, cualquier ciudadano puede presentar un recurso de inconstitucionalidad si considera que la legislación aprobada y promulgada vulnera alguno de sus derechos.