•  |
  •  |
  • END

El enlace nacional de la Coordinadora Civil, Mario Quintana, cuestionó la conformación de la denominada Coordinadora Social, la que --indicó-- está integrada por organismos de izquierda, cuyo origen data de los años 80 y que ahora se han puesto al lado del gobierno sandinista.

Quintana, argumentando que se trata de organismos y movimientos que en los años 80 lideraron distintas luchas sociales, “pero que ahora ratifican su cercanía con el gobierno y el Frente Sandinista”, por lo que desde ya se avizoran pugnas entra ambas coordinadoras.

“La Coordinadora Social fue creada para restarle credibilidad y capacidad de trabajo a la Coordinadora Civil, aunque están en su legítimo derecho de organizarse en un grupo amplio. Son las mismas organizaciones que tuvieron su origen en los 80 y que estuvieron trabajando estos últimos 16 años más allá del FSLN, pero ahora han vuelto a sus orígenes”, indicó Quintana.


Exigen renacionalizar servicios básicos
La “renacionalización” de los servicios básicos, como la energía y las telecomunicaciones, es parte de los retos que enfrenta el presidente Daniel Ortega, al concluir su primer año de gestión, consideran representantes de la Coordinadora Social.

En su valoración del primer año de gobierno sandinista, la Coordinadora Social considera que entre los problemas a resolver están, además, el analfabetismo y la poca inversión en la educación primaria, sobre todo priorizando a los más pobres; la disminución de los privilegios a las universidades privadas, la ampliación de cobertura del seguro social, servicios y medicamentos a los más necesitados y la eliminación de privilegios a grandes farmacias.

Asimismo, demandan la ampliación de infraestructuras en comarcas y barrios marginados (energía, caminos y agua potable, entre otros), eliminando las exenciones de grandes capitales que consumen gratuitamente estos recursos.

También piden una orientación del crédito a los pequeños y medianos productores, el funcionamiento del Banco de Fomento, la eliminación de subsidios que por vía de impuestos, créditos y precios, se le conceden a los grandes propietarios nacionales y extranjeros.

Rafael Valle, del Bloque Social Comunitario, señaló que otro reto es la promulgación de una Ley de vivienda digna para los nicaragüenses, organizar una red de distribución solidaria de alimentos que permitan la disminución del costo de la canasta básica, además de continuar con el programa de vaso de leche.

Según Valle, el gobierno debería reactivar los Centros de Desarrollo Infantil, CDI, programa que casi desapareció durante la década de los 90. También exigen la promoción del empleo digno, mejorar el sistema jurídico, el andamiaje tributario, promover una cultura de paz y reconciliación, la atención a excombatientes, madres de caídos y familias de héroes y mártires.


Crítica a adversarios
Por su parte, Mauricio Chávez, miembro de la directiva de este organismo, denunció lo que calificó como “actitud irresponsable de la derecha”, que a diario se dedica a atacar supuestas inconsistencias y mal funcionamiento de las instituciones de gobierno, “adversándolo y haciéndolo aparecer como antidemocrático”.

Manifestó que esta estrategia de la derecha de tratar de sublevar al pueblo con las demandas de supuestas “reivindicaciones sectoriales”, tiene como objeto promover la ingobernabilidad, ganar liderazgo y espacios callejeros en nombre de la población, sin poner en agenda la corrupción y regalías de las que son beneficiarios, “defendiendo intereses económicos a quienes sirven y acompañan”.