•  |
  •  |
  • END

El diputado y presidente del partido Camino Cristiano Nicaragüense, Guillermo Osorno Molina, dijo ayer que Oscar Carrión Orozco ya no es miembro del directorio de ese partido político y que por tanto ya no los representa, pese a que Carrión Orozco continúa enviando comunicaciones oficiales en su calidad de “Secretario Político” del CCN.

Según Osorno Molina, hace más de un año que Carrión Orozco no ejerce el cargo directivo y tampoco hace vida partidaria, por lo que automáticamente ha dejado de pertenecer tanto a la directiva como al partido.

En su carácter de secretario político del partido CCN, Carrión Orozco presentó la semana pasada ante la Dirección de Atención a Partidos Políticos del Consejo Supremo Electoral, CSE, una revisión del cumplimiento de los estatutos por parte de las actuales autoridades partidarias.

Carrión también emitió severas críticas contra Osorno luego de que el diputado y presidente del CCN decidió garantizar el quórum de ley para sesionar en la Asamblea Nacional, haciendo causa común con los diputados de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, el gobernante Frente Sandinista y algunos disidentes individuales del Partido Liberal Constitucionalista, PLC.

“Es un buen muchacho, pero...”

Osorno dijo comprender los ataques de Carrión considerando que es el asesor jurídico del PLC en el Parlamento “y no es justo que se quede sin empleo en momentos tan críticos”.

“Él es un buen muchacho, pero de pronto tomó una reacción, no quiero creer que haya venido por orientaciones del PLC.

El legislador de Camino Cristiano, ex aliado del PLC, aseveró que no apoyará la candidatura de Carrión Orozco para ocupar una de las magistraturas que quedarán vacantes el próximo año en el Consejo Supremo Electoral, CSE. “No tiene ninguna oportunidad; los dos grandes (partidos, el FSLN y el PLC) son los que mandan en esto”, manifestó Osorno respecto de la elección de los funcionarios.

Consultado al respecto, Carrión exigió a Osorno mostrarle los documentos del proceso seguido para su expulsión del partido. En todo caso, Carrión sostiene que todas las actuaciones de la directiva del CCN son ilegales.