•  |
  •  |
  • END

Una de cal y otra de arena. Así se podría resumir la gestión de los acaldes en sus primeros 100 días de gestión, pues por un lado el sectarismo corroe la atención que los nuevos ediles brindan a la población de sus respectivos municipios tanto por parte del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, como del Partido Liberal Constitucionalista, PLC. Por otro lado, una mayoría de la población califica de “muy buena” la administración de las autoridades surgidas de las controversiales elecciones del nueve de noviembre de 2008.

Un estudio de la Red Nicaragüense por la Democracia y el Desarrollo Local, RNDD, realizado en 39 municipios del país para evaluar los primeros 100 días de gobiernos locales, demuestra que “un importante segmento de la población” percibe que las alcaldías de sus respectivos municipios no están abiertas a todos los ciudadanos por igual y consideran que las municipalidades están abiertas para los simpatizantes del partido que ocupa la alcaldía, en primer lugar; para los familiares de los funcionarios, en segundo, y para los “amigos”, en tercero.

Los datos del estudio pueden resultar hasta contradictorios. Por un lado, más del 70 por ciento de la población encuestada cree que las alcaldías están abiertas a todos los ciudadanos por igual; sin embargo, poco más de un 25 por ciento alega lo contrario.

Población ve sesgo en la atención
Los resultados varían en dependencia del partido político que gobierna el municipio. Así, por ejemplo, de ese universo que cree que las autoridades municipales “no están abiertas a todos”, el 49 por ciento considera que las alcaldías gobernadas por el PLC están abiertas únicamente a los mismos partidarios; mientras que esa misma opinión tiene el 41 por ciento de los ciudadanos cuyos municipios están gobernados por el FSLN.

Además, el 18 por ciento de los pobladores cree que las alcaldías gobernadas por el PLC están abiertas sólo a los familiares de los funcionarios; mientras que el 13 por ciento tiene esa misma opinión de las municipalidades regidas por el Frente Sandinista.

El 22 por ciento de los residentes en municipios con gobiernos del PLC cree que la alcaldía sólo “está abierta a los amigos”; mientras que el 12 por ciento tiene esta misma percepción en las alcaldías del FSLN.

“Estas percepciones dan cuenta de la persistencia de prácticas que han estado presentes a lo largo de la historia de la política nicaragüense; en el caso de los municipios gobernados por el FSLN han agregado a un nuevo actor; los espacios organizados bajo el ‘Poder Ciudadano’”, señala, a manera de conclusión, la RNDD.

Relego a los CDM

Pero además, en el informe del estudio, el organismo señala que “observamos un proceso de des-institucionalización de la participación ciudadana, pues los resultados nos muestran que tanto el Comité de Desarrollo Municipal, CDM, los Comités de Desarrollo Comarcales, CDC, y las Asociaciones de Pobladores, están siendo relegadas a un segundo plano”.