•  |
  •  |
  • END

Uno de los medios para verificar la transparencia con que se administran y gestionan las políticas locales es a través de la información que los gobiernos municipales brindan. En el estudio se preguntó si el gobierno municipal ha informado a la población sobre su plan de trabajo de este año.

Según los resultados, menos de la mitad de la población encuestada indicó que los gobiernos municipales les informaron sobre su plan de trabajo. En este sentido se observa que la diferencia entre municipios gobernados por el FSLN y por el PLC es poca.

Otro aspecto a destacar es que tanto hombres como mujeres se sienten informados e informadas en proporciones semejantes, pero aun así, no llegan al 50 por ciento. En municipios gobernados por el FSLN, el 46% de los hombres e igual porcentaje de las mujeres indicó que se les informó sobre el plan de trabajo; a la vez en municipios gobernados por el PLC, el 42% de los hombres indicó lo mismo, mientras que el 41% de las mujeres coincidió con esta aseveración.

Informa más el FSLN

Sin embargo, señala la Red Local en su informe, “debemos tener presente que la diferencia (porcentualmente hablando) entre quienes dijeron haber sido informados sobre el plan de trabajo y quienes dijeron que no, es más reducida en los municipios gobernados por el PLC, que en los gobernados por el FSLN.

Al dividir a la población entre urbana y rural, los porcentajes no varían mucho. En municipios gobernados por el FSLN, el 47% de la población urbana dijo que el gobierno municipal les informó sobre su plan de trabajo, en tanto que el 45% de quienes habitan en el área rural señaló lo mismo.

En el caso de los municipios gobernados por el PLC, el 47% de los y las habitantes del área urbana indicaron que la alcaldía les informó acerca del plan de trabajo, en tanto el 39% de las y los encuestados en el área rural respondió lo mismo.

Conforme con los datos se induce que más de la mitad de la población --urbana o rural, femenina o masculina-- no está debidamente informada.

La Red Local hace una inferencia al respecto: “Existe un margen estrecho entre quienes dijeron que fueron informados por su gobierno municipal sobre su plan de trabajo, y quienes dijeron que ‘no’; de manera que hay 9 puntos porcentuales de brecha. Si a dicha brecha (de 9 puntos) le sumamos quienes no respondieron esta pregunta (19 por ciento en promedio), encontramos que es mayor la cantidad de ciudadanos y ciudadanas que dijeron que no fueron informados”.

Calidad de los servicios
Para esta parte del análisis, la Red Local definió que la atención nace de la interacción entre ciudadanos-usuarios de cinco servicios básicos que las alcaldías brindan a la población.

En primer lugar de atención está el registro del estado civil de las personas (nacimientos, defunciones, casamientos y divorcios); en segundo lugar, el registro de fierros, que facilita el control sobre el ganado existente en el municipio y sus propietarios, así como la interacción con la administración pública a partir de la solicitud de matrícula de fierro y cartas de venta de los diferentes tipos de ganado.

En tercer lugar, la matrícula de establecimientos comerciales; en cuarto lugar, el pago de impuestos de bienes inmuebles, y finalmente, la expedición de constancias de solvencia municipal.

Basado en estos cinco servicios de atención directa en la comuna, los resultados del estudio dan cuenta que el 48.3 por ciento de las y los encuestados la valora como “muy buena”; en tanto, el 25.23 por ciento le asignó una valoración de “regular”, y tan sólo el 10.95 por ciento calificó la atención como “muy mala”.

Por su parte, el 66 por ciento de los y las representantes de organizaciones de la sociedad civil encuestados calificó como “muy buena” la atención. “Al desagregar las valoraciones según sexo (hombre o mujer) no se encuentran diferencias relevantes”, se señala en el estudio.

Mujeres menos críticas

Respecto a la atención en las alcaldías, las mujeres tienden a ser menos críticas que los hombres, sin importar el partido político que gobierne. Siempre las mujeres valoran de “muy buena” la atención en mayor proporción que los hombres.

Así, en los municipios gobernados por el FSLN, el 49 por ciento de las mujeres califica de “muy buena” la atención, frente al 48 por ciento de los hombres; mientras que en los municipios gobernados por el PLC, es el 39 por ciento de las mujeres, frente al 32 por ciento de los hombres, el que califica de “muy buena” la atención en las alcaldías.

Hombres ven regular gestión del FSLN

Además, los hombres se muestran más críticos hacia la gestión de los gobiernos municipales que las mujeres. El 32 por ciento de los hombres que habitan en municipios gobernados por el FSLN, valoró como “regular” la atención prestada por dichas municipalidades, frente al 29 por ciento de las mujeres.

En tanto, en los municipios gobernados por el PLC, el 30 por ciento de los hombres calificó de “regular” la atención, frente a un 29 por ciento de las mujeres. Un comportamiento parecido entre hombres y mujeres se observa cuando la calificación es de “muy mala”.

Al dividir las opiniones por área de residencia, se muestra que el 52.6 por ciento de la población urbana valoró la atención como “muy buena”, y el 42.8 por ciento de la población rural dio la misma valoración.