Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Los diputados de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, reaccionaron recelosos al conocer del “repentino” encuentro entre Arnoldo Alemán Lacayo y Eduardo Montealegre Rivas, la noche del martes en la casa-hacienda El Chile, propiedad de Alemán.

El diputado y secretario nacional de ALN, Carlos García Bonilla, se mostró sumamente desconfiado en torno a las intenciones de unidad por parte de Alemán y que llevaron a Montealegre a reunirse con él la noche del martes.

“Yo espero que esto no sea una maniobra (por parte de Alemán) para dejar a Eduardo como venadito entre mi huerta”, expresó García, en tono sumamente desconfiado. A renglón seguido señaló: “Yo sólo le aconsejo a Eduardo tener un poquito de prudencia (con esas reuniones)”.

Ramiro Silva dice que es peligroso

Por su parte, el jefe de bancada y presidente de ALN en Managua, Ramiro Silva Gutiérrez, se mostró más que desconfiado, en contra del encuentro, y dijo que “es peligroso que en medio de una campaña electoral y ya que somos aliados electorales, Eduardo esté mandando señales equivocadas”.

Pese a las críticas de sus aliados electorales, Silva y García coincidieron en que Montealegre tiene todo el derecho de reunirse con quien quiera; sin embargo, ambos insistieron en sugerir “prudencia” a Montealegre.

No dio detalles

En tanto, Montealegre confirmó la reunión, sin embargo, se negó a brindar detalles de la conversación con Alemán y se limitó a señalar que hablaron de todos los temas, incluyendo la necesidad de aprobar la ley de nulidad de las elecciones municipales de 2008, la no reelección presidencial y evitar a toda costa las reformas constitucionales.

Según Montealegre, también hablaron de la unidad liberal, pero dijo que será un tema que discutirán a profundidad en próximos encuentros. Montealegre se mostró muy cauto y en todo momento evitó dar detalles de la reunión.