•  |
  •  |
  • END

Los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, miembros de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional rechazaron el dictamen de reforma presupuestaria presentado ayer ante la Primera Secretaría.

Los legisladores del PLC Francisco Aguirre Sacasa, Wilfredo Navarro Moreira y Oscar Moncada Reyes, así como el diputado independiente Salvador Talavera Alaniz, firmaron un “voto razonado” rechazando la reforma presupuestaria por considerarla “neoliberal y fondomonetarista”.

Los cuestionamientos al dictamen giran en torno a que “no es posible que en ella se reduzca drásticamente el gasto de capital en 99.9 por ciento del total del gasto; mientras el gasto burocrático se reduce apenas en una décima del uno por ciento del total del gasto”.

“Nos preocupa que este sesgo pro gastos corrientes y antiinversión ha sido una constante del gobierno desde que el Presidente (Daniel) Ortega asumió el poder. Se refleja en un Programa de Inversión Pública, PIP, que ha ido bajando del 7.5 por ciento del Producto Interno Bruto, PIB, en 2007, hasta aproximadamente el 6 por ciento del PIB en 2009”, expresan los legisladores en el voto razonado.

Las cifras

Agregan los diputados que “el enfoque ‘fondomonetarista’ de este dictamen y proyecto de reforma es inconsistente con la retórica del gobierno”. “¿De dónde se podría sacar la plata para financiar un PIP más robusto? Reduciendo los gastos corrientes, burocráticos, como los 28.4 millones de córdobas adicionales que se pretende asignar en esta reforma a la Dirección General de Ingresos, DGI, y a la Dirección General de Servicios Aduaneros, DGA”, explican los legisladores.

Además, se oponen a la asignación presupuestaria adicional de 1.3 millones de córdobas al Consejo Supremo Electoral, CSE, “dizque para realizar una verificación en las elecciones regionales de la Costa Atlántica”; recomiendan trasladar los 28.4 millones anteriormente citados y los 1.3 millones de córdobas del CSE, al Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, o a la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, cuyo presupuesto fue recortado en 2.7 millones de córdobas.

Finalmente, en el voto razonado, los legisladores liberales rechazan el recorte de 50 millones de córdobas al Banco de Fomento a la Producción, Produzcamos, a la vez que critican las “reducciones simbólicas” en algunos gastos de la Presidencia de la República.