•  |
  •  |
  • END

Como se esperaba, la última reforma presupuestaria del año fue aprobada ayer en el Parlamento, igual como la presentó el Ejecutivo, excepto por una modificación mediante la cual se reasignaron 15 millones de córdobas al Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, para la reparación de caminos de las zonas productivas en los departamentos de Nueva Segovia, Jinotega y Matagalpa.

La moción fue presentada por el diputado y jefe de la bancada de la Alianza Liberal Nicaragüense, Ramiro Silva Gutiérrez.

Después de una lista de 15 oradores, la modificación presupuestaria fue aprobada en su totalidad, pero sólo con la presencia de los 38 diputados del gubernamental Frente Sandinista de Liberación Nacional FSLN; sus cinco aliados de la ALN, y cuatro diputados de la Bancada Unidad Nicaragüense, BUN; además del diputado ahora independiente Eliseo Núñez Hernández.

Quiénes se retiraron

Después de hacer sus reclamos verbales contra la propuesta de reforma gubernamental, los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, y del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, así como el independiente Salvador Talavera Alaniz, se retiraron del hemiciclo.

El presidente de la Comisión Económica, Wálmaro Gutiérrez Mercado, calificó de mentirosos a sus colegas de la oposición en torno a las críticas que hicieron por las drásticas reducciones presupuestarias en instituciones tan sensibles como el Ministerio Agropecuario y Forestal, el Instituto de Desarrollo Rural y el Banco de la Producción, Produzcamos, en un año tan malo para el sector productivo nicaragüense.

Gutiérrez llama falacia la de sus opositores

Según Gutiérrez, es una falacia de los diputados opositores alegar que con la ayuda suspendida por los donantes a causa del fraude en las elecciones municipales de noviembre de 2008, se podría subsanar el déficit que hoy presenta el presupuesto 2009, pues el apoyo presupuestario interrumpido, señaló, apenas llega a 90 millones de dólares.

Gutiérrez enfatizó en la necesidad de esta reforma presupuestaria argumentando que la misma obedece a la caída en las recaudaciones fiscales en un monto superior a los 5 mil 500 millones de córdobas. Basado en estas cifras es que el presidente de la Comisión Económica del Parlamento rechazó las acusaciones de la oposición en el sentido de que el fraude electoral ocasionó la actual crisis presupuestaria.

Los reclamos

Uno de los reclamos fue del diputado de la BDN Augusto Valle, quien criticó el hecho de que el gobierno ha utilizado tres mil 428 millones de córdobas (unos 158 millones de dólares) en la emisión de bonos del Tesoro (más deuda interna), y de las reservas del Banco Central de Nicaragua (disponibilidades) para “intentar tapar el hueco presupuestario”.

Mientras tanto, el jefe de la bancada del MRS, Víctor Hugo Tinoco, acusó al gobierno de ocultar unos 5 mil millones de córdobas de la cooperación venezolana y que podrían solventar la crisis presupuestaria de este año. Agregó que sólo de la transacción entre Albanisa y Glencore para la adquisición de 64 gasolineras, se obtuvo una suma superior a un mil millones de córdobas.

De los 613 millones 208 mil 640 córdobas que se reducen del gasto público, 612 millones 716 mil 283 córdobas son en gastos de capital, es decir, se disminuye drásticamente el Plan de Inversión Pública, PIP; y sólo 492 mil 357 córdobas se reducen de los gastos corrientes.