• |
  • |
  • END

“¿Dónde están los recursos del ALBA?”, preguntó ayer el presidente Daniel Ortega, y con la respuesta trató de callar a sus críticos: “En la generación de energía, las plantas que le dan luz a toda Nicaragua, en los créditos a través de Caruna, Usura Cero y Hambre Cero”.

Pero olvidó el mandatario que las plantas les cuestan a los usuarios 232.4 millones de dólares, según cifras del mismo gobierno, y que el financiamiento de Hambre Cero y Usura Cero sale en gran parte del Presupuesto General de la República, es decir, de los impuestos.

Ortega participó ayer en un acto en San Carlos para conmemorar el 32 aniversario del asalto al cuartel de la Guardia Nacional de Somoza, y se refirió a la importancia de la cooperación “solidaria” que se da dentro de la Alternativa Bolivariana para las Américas, ALBA.

“Para los que preguntan dónde están los fondos del ALBA: allí (están), en el transporte, en la generación de energía, en los créditos de ALBA Caruna”, dijo Ortega sin dar cifras ni los mecanismos que usan para desembolsar ese dinero.

Nuevamente explicó cómo es el proceso de compra de combustible que hay entre la empresa mixta Albanisa y la estatal venezolana Pdvsa, pero sin ofrecer cifras.

Los negocios

Ortega insistió en que gracias a la cooperación venezolana, que dio plantas de generación eléctrica “que le dan luz a Nicaragua”, se acabaron los racionamientos.

Esas plantas serán pagadas a Albanisa en 232.4 millones de dólares a 15 años de plazo y seis por ciento de interés, según información que dio el ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli.

Pero, además de eso, el Instituto Nicaragüense de Energía, INE, aprobó un contrato entre los ejecutivos de Unión Fenosa y Albanisa para la compraventa de energía eléctrica en los próximos 15 años, lo que garantizará a estos últimos que, aparte del dinero de la venta del suministro, reciban como un cargo fijo más de 505 millones de dólares sólo por tener instaladas esas máquinas.

En el Presupuesto General de la República 2009 se le asignó a Hambre Cero 269.4 millones de córdobas, lo que demuestra que no todo proviene del ALBA.

“Están las políticas de promoción de exportaciones de ganado y de frijoles negros a Venezuela. Igualmente continuar exportando ganado, carne y leche”, prosiguió Ortega refiriéndose a las bondades del ALBA.

No habrá despidos y no quiere más capitalistas

Ortega aseguró ayer que a pesar de la aprobación de la tercera reforma al Presupuesto General de la República no se despedirá “a un solo trabajador de la Salud o a un solo maestro”.

El gobernante enumeró los proyectos sociales que han llegado a San Carlos, pero “no es para enriquecimiento, no es para que la persona pobre se convierta en capitalista al día siguiente”.