• |
  • |
  • END

El Consejo de Ancianos de la Costa Caribe persiste en el reconocimiento de un Estado independiente de Nicaragua, argumentando una vez más que los recursos que por derecho les pertenecen, siempre han sido explotados sin dejar beneficios para sus mismos dueños y habitantes, que son los miskitos e indígenas.

Ayer una delegación encabezada por Oscar Hodgson, representante legal del Consejo de Ancianos de la Costa Caribe, y los reverendos Jerry Müller Borge y Matteo Collins, entregó una carta al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en la Secretaría del Frente Sandinista.

La misiva reitera una solicitud al Presidente para que se reúna con el Consejo de Ancianos en una mesa de diálogo, con el fin de aceptar pacíficamente la restauración del Estado independiente de la Moskitia.

De lo contrario, advierten que es posible que ocurra una situación de enfrentamientos violentos, porque los miskitos ya están cansados de ver cómo explotan sus recursos y se los llevan al Pacífico, los exportan al extranjero y ellos no reciben ningún tipo de beneficio y cada vez más sumidos en la pobreza y el olvido.

Invitan a mesa de diálogo

En la mesa de diálogo entrarían como mediadores los miembros del Consejo Ecuménico, conformado por obispos y pastores. También están invitados los agentes de la Naciones Unidas, ONU, la Organización de Estados Americanos y las embajadas de Brasil, Belice, Estados Unidos, Alemania, Dinamarca, Inglaterra, China, entre otras.

Los tres delegados expresaron su intención de que la independencia se logre por la vía pacífica, pero manifiestan que “los miskitos están bravos y están dispuestos a luchar, porque ahora ellos son conscientes de lo que está pasando, ya no son los mismos de los 80”.

El reverendo Collins recordó que cuando ocurrió el huracán Félix en 2007, el presidente Ortega decretó una orden de no tocar los árboles madereros que cayeron por el ciclón. Collins critica que ni siquiera la gente que era dueña de manzanas de tierra podía comercializar o recoger la madera que había sido arrasada en sus mismas propiedades, e incluso muchos fueron arrestados cuando lo intentaron hacer.