•  |
  •  |
  • END

El economista Adolfo Acevedo califica de “política de ajuste al estilo FMI”, el proyecto de presupuesto 2010 y deja claro que el gobierno está cumpliendo con los lineamientos del Fondo Monetario Internacional, algo que el presidente Daniel Ortega y otros dirigentes del Frente Sandinista de Liberación Nacional, criticaron a las administraciones anteriores cuando estaban en la oposición.

“El Proyecto de Presupuesto 2010 es la expresión de una política de ajuste de lo más convencional; de hecho, parece una política de ajuste de esas que uno solía encontrar en los viejos textos del FMI”, expresa el economista.

Según Acevedo, en el programa con el FMI para 2010 se estableció una reducción del déficit global del sector público. “En el cumplimiento de esta tarea, corresponde al Gobierno Central ajustar su presupuesto para contribuir en la medida requerida al logro de la meta de ajuste fiscal global deseada”, señala.

Según el especialista, las acciones financieras que el gobierno ha tomado son para cumplir con los compromisos con el FMI.

Así, “al presupuesto 2010 se le asigna la meta de reducir su déficit (después de donaciones) en 122 millones de dólares, equivalentes a 1.93 puntos porcentuales del PIB. El déficit presupuestario después de donaciones debería reducirse de un monto de 233.9 millones de dólares proyectado para 2009, a 111.8 millones, en 2010. Como porcentaje del PIB, debería reducirse de menos 3.7 por ciento, en 2009, a menos 1.8 por ciento en 2010”.

¿Cómo ajustar el presupuesto?

Según Acevedo, “el ajuste fiscal puede llevarse a cabo a través de medidas que permitan aumentar los ingresos, o de la reducción del gasto”.

“En este caso, se proyecta que los ingresos fiscales aumentarían en 52.9 millones de dólares, mientras que la otra fuente de ingreso del presupuesto, las donaciones, se reducirían en 1.6 millones, para un aumento neto de los ingresos totales del presupuesto de 49.2 millones de dólares”, explica.

Acevedo agrega que en el caso de los ingresos fiscales, los que pasarían de Un mil 294.9 millones de dólares (17.8 por ciento del PIB) en 2009, a Un mil 182.9 millones (18.6 por ciento del PIB) en 2010, el aumento en los mismos obedecería al incremento en los ingresos tributarios, como resultado de la modificación total del sistema tributario a través de la denominada “Ley de Concertación Tributaria”.

El gasto total contemplado en el proyecto de presupuesto 2010, según Acevedo, aparece reduciéndose en 72.8 millones de dólares en comparación con el gasto total proyectado para 2009, al pasar de un monto de 1,528.8 millones en 2009 (24.1 por ciento del PIB) a 1,456.0 millones de dólares (22.9 por ciento del PIB), en 2010.

“De esta reducción en el gasto total (72.8 millones de dólares), 41.9 Millones (57.6 por ciento de la reducción total) corresponderían a la reducción del gasto corriente, y 30.9 millones (42.4 por ciento de la reducción), a gasto de capital.

“Con esta reducción de 72.8 millones de dólares del gasto total, más el aumento en los ingresos totales por 49.2 millones, logramos la meta que nos habíamos propuesto con el FMI: una reducción del déficit presupuestario después de donaciones por 122 millones de dólares. El 59.7 por ciento del ajuste recaerá sobre el recorte del gasto y solamente el 40.3 por ciento sobre el aumento de los ingresos”, explica Acevedo.

Finalmente, señala, el déficit para 2010, a pesar de ser 122 millones de dólares menor que de 2009, todavía es de 111.8 millones y debe ser financiado.

“Para ello se proyecta desembolsar préstamos externos por 174.2 millones de dólares, los cuales, después de cubrir el déficit, dejan un remanente de 62.4 millones, los que, sumados a los 129.7 millones de dólares de nueva deuda interna, darán una disponibilidad de 192.1 millones”, señala.

Según Acevedo, de este monto se destinará por un lado, a la amortización del principal de la deuda interna por un monto de 150.9 millones, y los restantes 42.1 millones de dólares se transferirán al Banco Central de Nicaragua para apoyar la meta de acumulación de reservas internacionales.