•  |
  •  |
  • END

Los diputados de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, estarían dispuestos a respaldar el trámite de la Ley de Nulidad de las Elecciones Municipales de noviembre de 2008, siempre y cuando los legisladores del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, desisten de su boicot legislativo y vuelven a garantizar el quórum para sesionar en la Asamblea Nacional.

La directiva del partido de ALN, incluyendo a los diputados, se reunió ayer “para asumir posiciones políticas ante diversos acontecimientos nacionales”, y aunque oficialmente no llegaron a ningún acuerdo en torno a si deben apoyar o no la Ley de Nulidad, extraoficialmente se conoció que los legisladores respaldarán el trámite de la ley.

Condición para integrarse

Por su parte, el primer secretario del Parlamento y primer vicepresidente del PLC, Wilfredo Navarro Moreira, confirmó que si la iniciativa de Ley de Nulidad de los comicios municipales pasa a comisión y continúa el trámite normal, inmediatamente los diputados de este partido se reintegrarían a las sesiones legislativas.

Restablecido el trabajo parlamentario con los diputados del PLC y la BDN, los legisladores de ALN no tendrían ningún problema en continuar apoyando las leyes del Poder Ejecutivo y con ello se quitarían el estigma de “aliados” del gobierno el verse obligados a garantizar el quórum para sesionar.

Unidad sin ataques

Por otra parte, el presidente de ALN, Alejandro Mejía Ferreti, acusó a la dirigencia del PLC de torpedear la unidad del liberalismo con ataques hacia los diputados de ALN por respaldar las leyes que el Ejecutivo envía a la Asamblea Nacional. Mejía Ferreti calificó de “pleito de barrio” los ataques del PLC hacia los dirigentes de ALN.

Pero en lo interno de ALN también hay fisuras, pues la dirigencia de este partido está considerando la posibilidad de expulsar definitivamente a varios directivos, entre ellos al mismo presidente honorario, Eliseo Núñez Hernández, a Francisco Ramos y a otros directivos departamentales como Ivania Villanueva, Presidenta Departamental de ALN en Chontales.

El secretario nacional de ALN, Carlos García, acusó a las personas antes mencionadas de darse a la tarea de denigrar públicamente a los dirigentes del partido acusándolos de ser vendidos al Frente Sandinista.

Para García, estos miembros de ALN (Eliseo Núñez, Francisco Ramos y otros) “han atentado contra el partido”, por lo que se han hecho merecedores de la expulsión.

Pedir perdón

Por otra parte, el presidente de ALN, Alejandro Mejía Ferreti, exigió al PLC y al Movimiento “Vamos con Eduardo”, demostrar verdaderas intenciones de unidad. En particular, Mejía Ferreti llamó al PLC a “desmontar el pacto con el Frente Sandinista y a pedir perdón a la población por los errores de 2006”, en alusión a que permitieron la división del liberalismo permitiendo el triunfo del FSLN en las elecciones nacionales de ese año.