•  |
  •  |
  • END

La jurista y ex magistrada de la Corte Suprema de Justicia, Vilma Núñez de Escorcia, condenó y calificó de “aberración jurídica” la resolución emitida por los magistrados orteguistas que permite la reelección de Daniel Ortega. Además, dijo que “sienta las bases de una dictadura, la que sólo se puede detener con el derramamiento de sangre en el país”.

Núñez de Escorcia analizó la resolución de la Corte desde una perspectiva jurídica, y dijo que atropella la legalidad del país, las normas nacionales e internacionales con las que Nicaragua tiene compromisos.

“En mis 50 años de abogada no recuerdo un antecedente de esta naturaleza. Se coludieron las tres instancias: magistrados del Consejo Electoral, del Tribunal de Apelaciones y los de la Corte Suprema de Justicia, para sacar este absurdo de la manga de la camisa”, expresó Núñez.

Como “cualquier ladrón”

Recalcó que con estas acciones se está instalando una dictadura. Desde el punto de vista jurídico expresó que es insostenible mantener este argumento, ya que “a escondidas, como cualquier ladrón”, 109 personas fueron arrastradas por Daniel Ortega, haciendo uso del derecho de petición, ante el CSE.

No existían roces en la ley

Otro punto es que la Ley de Amparo establece que sólo se puede recurrir por actos administrativos que lesionen o amenacen determinados derechos, pero en este caso no había ningún acto de un ente estatal en contra de Daniel Ortega.

Dicho de otra forma, el amparo es completamente improcedente, y el TAM actuó contra ley expresa, ya que admite el recurso y lo pasa a la Sala Constitucional de la CSJ, que dicta la más insólita sentencia en 36 horas, refirió la jurista.

“El argumento que se sacan de la manga de la camisa los magistrados de la Sala Constitucional, es que hay un roce en el principio de igualdad y el artículo constitucional para prohibir la reelección continua, pero eso no es cierto”, declaró la también presidenta del Cenidh.

Núñez dijo que “con esa sentencia están creando un caos jurídico, una aberración, la cual me da vergüenza ser jurista y ex magistrada de la Corte Suprema de Justicia.

Esta sentencia es antijurídica y sienta las bases para una continuidad dinástica. Supera los niveles de arbitrariedad y de atropellos. Ni Somoza se atrevió hacer lo que Ortega está haciendo”.

Expresó que Ortega está traicionando al pueblo nicaragüense y a todos los que dieron sus vidas en la insurrección por ver una Nicaragua distinta, libre de la dictadura somocista.

Usurpan facultades

El secretario ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, Marcos Carmona, estimó que el Poder Judicial usurpó facultades que corresponden a los diputados de la Asamblea Nacional, quienes son los facultados para reformar la Constitución de la República.

“El artículo 34 de la Ley Orgánica del Poder Judicial dice que las facultades de la Sala de lo Constitucional son resolver sólo recursos de amparos por violación o amenazas del derecho y de las garantías establecidas en la constitución, pero no en contra de la Constitución”, explicó.

Recordó que los magistrados FSLN están violando el artículo 432 del Código Penal al cometer abusos de autoridad, por lo que éstos podrían llegar a ser sancionados penalmente, e incluso llegar a pagar penas de seis meses a dos años de prisión y ser inhabilitados de su función.

Cabezas: felicidad completa

El procurador de los Derechos Humanos, Omar Cabezas, fue el único que avaló la reelección de Ortega, y dijo que para que su felicidad sea completa, se debía aprobar la reelección de los alcaldes liberales.

“A mí me preocupa que sólo los alcaldes sandinistas se puedan reelegir. Yo estaría más contento de lo que ya estoy si los liberales y de otras tendencias políticas recurrieran ante la Corte Suprema de Justicia para reelegirse. Los invito ha que hagan ejercer sus derechos”, expresó Cabezas.