• MANAGUA |
  • |
  • |
  • AFP

El Arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes, reprochó hoy el uso de la violencia por parte de los seguidores del gobierno sandinistas durante las protestas de la semana pasada contra el embajador estadounidense, Robert Callahan.

"Debemos evitar las tensiones, las confrontaciones que puedan dar con un aspecto de violencia", declaró Brenes a los periodistas después de la misa dominical en la Catedral. "Creo que toda protesta se puede hacer dentro de un plan de diálogo y ocupando los medios civilizados", porque "la violencia engendra violencia" y no contribuye a mejorar la "difícil situación económica y política" de este pobre país, estimó el prelado que también preside la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN.

El religioso se pronunció sobre las protestas que simpatizantes del gobierno sandinista realizaron el jueves frente a la embajada de Washington en Managua, a raíz de las criticas de Callahan contra el fallo que anuló una prohibición constitucional a la reelección presidencial sucesiva.

Asimismo, instó por segunda vez a los magistrados sandinistas de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, que dictaron la polémica sentencia el pasado 19 de octubre a "revisar" si el fallo que abrió el camino a la reelección a Ortega no viola el orden constitucional.