• |
  • |
  • END

Como una “coreografía planificada” por “satélites” del gobierno describió el diputado Francisco Aguirre Sacasa los ataques y manifestaciones de estudiantes universitarios que azotaron la semana pasada a la capital.

Pero además, el líder del Movimiento Juvenil Nacional, MJN, Raití Juárez, prevé, de acuerdo con los últimos acontecimientos, que el gobierno del presidente Daniel Ortega hará uso de los estudiantes universitarios para que éstos protesten y ataquen a todos sus adversarios y así desviar la atención de temas más importantes para Nicaragua.

En ese sentido es que el doctor Francisco Aguirre dice que “ninguno de los últimos acontecimientos de manifestación que he visto los considero espontáneos, ni siquiera el intento de protestar por el seis por ciento. Esto tiene una orientación que viene del centro del orteguismo”.

También descalificó la persecución mediática al embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Robert Callahan, considerándola una “grosería”.

“Para mí pareciera que lo tienen marcado, que donde él vaya, ellos (los orteguistas) van hacerse presentes, entonces para ellos ponerle una portátil de Radio Ya o del (diario oficial) 19 o del Canal 4, o ponerles unos cualquiera disfrazados de universitario es muy fácil”, expresó el diputado del Partido Liberal Constitucionalista, PLC.

Preparan UNEN orteguista

Por otra parte, según la teoría del líder del Movimiento Juvenil Nacional, MJN, Raití Juárez, el gobierno planifica el reconversión de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua, UNEN, y para ello ya dio el primer paso quitando a César Pérez de la presidencia.

Lo que seguirá, de acuerdo con Juárez, es empujar a elecciones, legitimar y legalizar una nueva directiva de la UNEN que sea de confianza a los ojos de la pareja presidencial, y esto le garantizará al gobierno del presidente Daniel Ortega el control de un grupo estudiantil para usarlo a su medida.

Juárez explica que la UNEN viene entrando en un desgaste desde hace rato y, por otra parte, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, necesita un control sobre el sistema universitario.

Manipulación de los estudiantes

En ese sentido, la manifestación del jueves pasado no fue más que la segunda etapa de la manipulación que están haciendo con el gremio estudiantil para servirse de él, de manera que pueda desviar la atención de los problemas reales que están afectando al país, como la crisis institucional que se está viviendo por el fallo de la Corte Suprema de Justicia, CSJ.

Es decir, además de hacer uso de los estudiantes para que éstos protesten y ataquen a todos sus adversarios, también serían los que salgan como cortina de humo para desviar la atención de temas más importantes.