• |
  • |
  • END

El ex presidente de la República Arnoldo Alemán reiteró su rechazo al “remedo de sentencia” de seis magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, que permite al presidente Daniel Ortega postularse en las próximas elecciones nacionales.

Alemán se presentó ayer por la mañana en el Cementerio General de Managua para visitar, al igual que miles de nicaragüenses, a sus familiares fallecidos.

Alemán se transportaba en una gran camioneta que llevaba las ventanas abiertas, le seguía otro vehículo idéntico y una batería de policías de seguridad personal. Muchos lo siguieron, en su mayoría mujeres y niños, aunque se distinguía un mariachi que le ofrecía “una tocadita al doctor”, por lo que la circulación fue difícil.

El acto y la oración

Cuando por fin llegó a la capilla que está a aproximadamente 200 metros de la entrada principal y donde se encuentran las tumbas de su ex esposa, María Dolores Cardenal, y de su hijo, Arnoldo Alemán Cardenal, Alemán bajó junto a uno de sus hijos y con postura congelada, oró frente al pequeño templo.

Ante esa escena, Alemán se detuvo, sacó un fajo de billetes de cien córdobas de una bolsa de su pantalón y dijo: “A ver, a ver”. Sus seguidores entendieron la señal e inmediatamente, chicos y grandes extendieron sus brazos, pero sólo unos cuantos alcanzaron.

Con los periodistas

El caudillo del PLC fue cuestionado por las acciones que tomarán sus magistrados en la CSJ para revocar la sentencia de la Sala Constitucional emitida el pasado 19 de octubre.

“El remedo de sentencia que dieron los seis magistrados en una sala mal integrada no tiene ninguna validez”, expresó. Así, Alemán justificó que los siete magistrados liberales sólo hayan publicado un comunicado rechazando la resolución de sus colegas a favor de Ortega.

“El comunicado que emitieron los siete magistrados demócratas es contundente”, señaló, pero ¿por qué un comunicado y no una sentencia (para revocar la otra sentencia)?, le consultó este medio, a lo que reiteró: “Porque no hay sentencia, la sentencia es un remedo, la nulidad nunca puede crear un efecto positivo ni resultados legales, no hay sentencia, no ha habido sentencia”.

El ex presidente también lamentó el ataque de grupos afines al FSLN contra la embajada de Estados Unidos y el ataque de medios de comunicación oficialistas a su representante, Robert Callahan. “Estoy en contra de cualquier acto o acción hostil contra cualquier gobierno”, dijo.

Sin embargo, manifestó que las demandas de expulsión del embajador Callahan deben ser analizadas por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

“ALN socará”

Otro medio le consultó sobre la nueva estrategia de la oposición para enfrentar al gobierno del presidente Ortega y sus pretensiones de reelección, y Alemán fue breve al contestar: “La estrategia se llama unidos, como los fuimos en el 90”.

Pero no se escapó a que le preguntaran sobre la credibilidad de esa unidad, debido al actuar de diputados de la Alianza Liberal Nicaragüense, específicamente de Alejandro Ruiz, quien la semana pasada se abstuvo de pasar al plenario la Ley de Nulidad de las Elecciones Municipales de 2008, provocando que ésta fuera engavetada.

“Va a socar, no te preocupes, va a socar”, respondió lacónico, y luego se subió a una de las camionetas. Y la escena se repitió: sus seguidores lo acompañaron hasta la entrada, unos como al padre de familia que es y que su condición no se le quitará nunca, otros como al caudillo que representa y algunos como al político.