•  |
  •  |
  • END

Después de casi un año, la iniciativa de Ley de Nulidad de las Elecciones Municipales de noviembre de 2008 pasó a la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional, pero como se dice en buen nicaragüense, “ya va con los pies hinchados”, pues el proceso de consulta podría llevar mucho tiempo y, finalmente, enfrentar dos dictámenes, uno de mayoría y otro de minoría.

Desde ya el presidente de la comisión legislativa, José Pallais Arana, avizora una extensa lista de invitados a la consulta, que incluye a los mismos magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE, particularmente al liberal José Bosco Marenco Cardenal, quien hizo serios señalamientos contra el Partido Liberal Constitucionalista y varios de sus dirigentes en torno a su presunta participación, junto al Frente Sandinista, en un fraude electoral masivo durante los comicios del nueve de noviembre de 2008.

El 19 de noviembre del año pasado 38 diputados opositores presentaron la iniciativa ante la Primera Secretaría del Parlamento y desde entonces se encontraba estancada en esa instancia, por lo que, desde entonces, los legisladores mantuvieron un boicot –-a veces sin los resultados esperados-- al trabajo legislativo, evitando hacer quórum para las sesiones plenarias.

Esperan recursos

El secretario ejecutivo de la bancada del Frente Sandinista, José Figueroa, rechazó la iniciativa alegando que la Asamblea Nacional no tiene facultades para anular elecciones y que eso es competencia única y exclusiva del Poder Electoral.

El presidente de la Comisión de Justicia, José Pallais, no descartó que, en caso de aprobarse la ley de nulidad, ésta sea recurrida de inconstitucionalidad por los perjudicados, en este caso, los alcaldes, vicealcaldes y concejales que desde hace casi un año se encuentran en posesión y ejercicio de sus cargos.

Pallais tampoco descarta que, incluso, los mismos magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE, recurran ante la Corte Suprema de Justicia invocando el artículo 51 de la Ley de Amparo, el cual establece el conflicto entre poderes.

Pese al poco tiempo que resta de esta legislatura, Pallais se mostró optimista en que el dictamen -–de mayoría o minoría-- para anular los comicios municipales estará listo y aprobado en el plenario antes de que concluya 2009.